Elegir las mejores Gafas de Natación para ti



Aunque pueda parecer que todas son iguales y que no importa cuál elegir, lo cierto es que hay distintos tipos de Gafas de Natación tanto por su forma como por sus lentes. Según el tipo de natación que practiques y con qué finalidad, unas u otras serán las mejores Gafas de Natación para ti.
 
No es lo mismo competir en piscina que nadar por hobby al aire libre. Y como es lógico, no vas a necesitar las mismas gafas en un caso que en el otro. Por eso en este artículo te explicamos qué tipos de Gafas de Natación existen y para qué usos son más recomendables.
 

Tipos de Gafas de Natación. Las mejores gafas de natación para ti.

 

Tipos de Gafas de Natación

Gafas de Natación Tipo Máscara

Las mejores gafas de natación para novatos son las de tipo máscara

A simple vista, algunos modelos pueden recordar a las gafas de buceo. Tienen una montura grande en la que se encajan ambas lentes. Habitualmente dicha montura lleva una pieza de silicona blanda que permite una mejor adaptación a la cara. Dado el tamaño de las lentes, proporcionan una buena visibilidad.
 
Son tu mejor elección si nadas por ocio y para mantenerte en forma, especialmente si no tienes costumbre de usar Gafas de Natación. Puedes elegir un tamaño más o menos grande según la amplitud de visión que quieras tener.
 
También son buena opción para practicar triatlón y aguas abiertas, porque te aportarán comodidad, principalmente si nadas durante mucho tiempo. Si los practicas a modo de competición, deberías seguir leyendo.

 

Gafas de Natación de Puente Fijo

Las mejores gafas de natación para triatletas son las de puente fijo

Son más reducidas que las de Tipo Máscara, pero también están fabricadas como un único bloque con las lentes insertadas. Siguen permitiendo una visibilidad amplia. También suelen ser cómodas gracias a la banda de silicona que permite una buena adaptación al rostro.
 
Son una buena alternativa para triatletas y nadadores de aguas abiertas, porque permiten una visión amplia y no son tan peligrosas en caso de recibir un golpe. También son adecuadas para la piscina si practicas de manera diaria para mantenerte en forma, y ya tienes algo de práctica colocándote las gafas correctamente, pero todavía no te sientes a gusto con las gafas de menor tamaño.

 

Gafas de Natación de Puente Intercambiable

Las mejores gafas de natación para nadadores con experiencia son las de puente intercambiable

Suelen ser gafas más pequeñas que las anteriores, pero también las hay con una forma similar. La mayor diferencia está en que las lentes, aunque están encajadas en una estructura de plástico, son independientes una de la otra. Así puedes configurar la separación entre ambas para que las gafas se adapten mejor al puente de la nariz.
 
Esto se consigue mediante unas piezas de distintos tamaños que puedes cambiar hasta encontrar la que mejor se adapta a tu cara.
 
La visión que te proporcionan depende del tamaño que elijas. Cuanto más pequeñas sean, menos visión periférica tendrás. Por contra, más hidrodinámica conseguirás, lo que es importante si nadas en competición.
 
Aunque hay una amplia gama de modelos, en este tipo es donde suelen encontrarse las Gafas de Natación de gama alta utilizadas en competición.
 
Decántate por este tipo de gafas si nadas con frecuencia, ganarás comodidad. Y por supuesto, si compites, este es uno de los tipos a valorar, especialmente en los modelos más pequeños, tal como hemos comentado. También puedes usarlas si nadas en aguas abiertas, pero en este caso escoge modelos más grandes para minimizar las consecuencias de un golpe y tener mejor visión.

 

Gafas de Natación Tipo Suecas

Tipos de Gafas de Natación. Suecas

Se trata de unas gafas muy simples y pequeñas. Las lentes están unidas sobre el puente de la nariz por un cordón ajustable que te permite adaptarlas a tu gusto.
 
Ofrecen gran hidrodinámica y por eso son elegidas por muchos competidores profesionales. No obstante, pueden resultar incómodas ya que la mayoría de modelos no llevan silicona para ajustarse mejor.
 
No son nada recomendables para aguas abiertas porque pueden resultar peligrosas en caso de golpe.

 

Tipos de Lentes en las Gafas de Natación

Además de la forma, también hay que tener en cuenta el tipo de lente de tus Gafas de Natación. Estos son los tipos más frecuentes:

 

Lentes Transparentes

Sirven para todo tipo de práctica de natación. En aguas abiertas, son especialmente útiles en los días muy nublados o si nadas por la noche, porque con ellas aprovechas al máximo la luz disponible.

 

Lentes Tintadas

Están más indicadas para utilizar en la piscina. Suelen ser azules o amarillas. La elección depende de varios factores como tu gusto, la iluminación de la piscina e incluso los químicos que hay en ella. No obstante, las azules maximizan la visibilidad bajo el agua y por eso son más frecuentes.

 

Lentes de Espejo y Polarizadas

Son más utilizadas en aguas abiertas y triatlón, principalmente en días con mucha luz donde esta necesita mitigarse para que no resulte molesta. No obstante, cada vez son más frecuentes en piscina dado que ocultan los ojos del nadador.

 

Lentes Graduadas

Este tipo de lentes son específicas para personas con problemas de visión, especialmente miopía, hipermetropía y astigmatismo.
 
Pueden conseguirse como una gafa completa con la misma graduación en ambas lentes o de manera individual para montar unas gafas a medida. Estas últimas están recomendadas para personas con distinta graduación en cada ojo.

 

Consideraciones Finales

Independientemente de las Gafas de Natación que escojas, lo más probable es que vengan con una protección antivaho que impide que se empañen mientras nadas. Sin embargo, es frecuente que con el paso de las semanas, dicha protección empiece a desaparecer. Eso no significa que tengas que comprarte otras gafas, basta con que utilices un producto antivaho específico y lo apliques antes de usarlas.
 
Puedes alargar la vida útil de tus gafas con unos pequeños cuidados:

  • Enjuágalas con agua fría después de cada uso para eliminar el cloro. Luego, déjalas secar al aire antes de guardarlas.
  • No toques las lentes con los dedos ni las limpies con la toalla, así alargas al máximo la protección antiempañante que traen.
  • No las tires por la mochila, mételas en su estuche. Si no lo tienes, ponlas dentro del gorro. Esto evitará que se rayen.

 

Una vez que conoces los distintos tipos que hay, las más indicadas en cada caso y los cuidados que debes darles, ahora sólo te queda elegir las mejores Gafas de Natación para ti.
 

 

Recibe la newsletter de los viernes...
Cada viernes te mandamos los últimos artículos publicados y las emisiones en directo del fin de semana. Eventualmente podemos enviarte otros contenidos interesantes.

Etiquetas :

elSuperHincha

Si te ha gustado lo que has leído síguenos en Facebook y/o Twitter para no perderte otras publicaciones :)

Web| Twitter | Facebook

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la política de privacidad