Michael Jordan. El Mejor Jugador de Baloncesto de Todos los Tiempos



A estas alturas, hay poca gente que desconozca quien es Michael Jordan. Incluso los más ajenos al mundo del baloncesto han escuchado hablar de él y su nombre les resulta familiar.
 
Y no es para menos. Porque Michael Jeffrey Jordan es para la mayoría de expertos y aficionados, el Mejor Jugador de Baloncesto de la Historia.
 
A pesar de esta popularidad, o precisamente por ella, existen muchas preguntas alrededor de su figura. ¿Cuánto mide Michael Jordan? ¿Cuántos anillos ganó? ¿Cuándo nació? ¿Qué récords tiene? ¿Cuántas temporadas jugó? ¿En qué equipo lo hizo? ¿Cuál era su número? ¿En qué año se retiró? ¿Qué hace actualmente? Y así tantas como se te puedan ocurrir.
 
Si has llegado hasta aquí con alguna de ellas, sigue leyendo. En este artículo resolveremos todas tus dudas sobre Michael Jordan, el Mejor Jugador de Basket de Todos los Tiempos.
 

Michael Jordan. El mejor jugador de baloncesto de la historia

 

Breve Biografía de Michael Jordan

Mike Jordan nació en Nueva York el 17 de febrero de 1963, aunque su familia se desplazó a Carolina del Norte cuando era niño.
 
Siempre practicó deporte y terminó decantándose por el baloncesto. Incluso después de ser excluido del equipo de secundaria por ser demasiado bajo.
 
Llegó a la universidad con una beca deportiva y, aunque los retomó más tarde, dejó los estudios para presentarse al Draft de la NBA. Fue elegido por los Chicago Bulls como tercera selección.
 
Jordan jugó con ellos durante 9 temporadas, usando el dorsal número 23, y ganó el Título en las 3 últimas. Luego se retiró para jugar al béisbol durante un año y medio. A su regreso a los Bulls ganó otros 3 Títulos en 4 temporadas más.
 
Volvió a retirarse, pero en 2001 regresó nuevamente a las pistas. Jugó otras dos temporadas, en esta ocasión con los Washington Wizards, aunque no llegó a alcanzar los Playoffs en ninguna.
 
Tras su retirada definitiva, siguió como directivo de los Wizards hasta mayo de 2003 y actualmente es propietario de los Charlotte Hornets. También gestiona su línea de ropa «Jordan Brand», entre otros negocios.
 
Michael Jordan terminó su carrera deportiva con múltiples récords, marcas y logros. Se ganó apodos como Air Jordan o His Airness por su capacidad de salto, y a día de hoy, sigue siendo reconocido como el Mejor Jugador de Baloncesto de la Historia.
 
Si esta biografía te ha quedado corta, sigue leyendo porque la ampliaremos.

 

Infancia y Primeros Pasos en el Baloncesto

Como ya hemos comentado, Michael Jordan nació en Nueva York. Concretamente en Brooklyn. Cuando todavía era un niño, sus padres y cuatro hermanos se mudaron a Wilmington (Carolina del Norte), buscando un futuro mejor.
 
En secundaria empezó a jugar baloncesto, béisbol y fútbol americano. Por aquel entonces, apenas medía 1,80 y fue apartado del equipo de basket por considerarlo demasiado bajo para desarrollar un juego adecuado.

Mike Jordan durante un partido universitario

Imagen: PennLive.com

Los 10 centímetros que creció durante el siguiente verano, unidos al trabajo duro que hizo por su cuenta, le permitieron volver a jugar baloncesto para terminar la secundaria como un jugador prometedor.
 
Tanto que al terminar recibió ofertas de distintas universidades para jugar en sus equipos. Se decantó por la de Carolina del Norte donde se matriculó en Geografía. Era la temporada 1981-82.
 
Jordan no defraudó. Conquistó el Título ante Georgetown tras anotar una canasta en suspensión a escasos segundos del final, y además, fue elegido como mejor jugador de primer año. En los dos años siguientes, recibió el premio al mejor jugador universitario y el premio John R. Wooden.
 
Fue entonces cuando decidió dejar la universidad para presentarse al Draft de la NBA, aunque la retomó en 1986 para licenciarse. Los Chicago Bulls lo eligieron como tercera selección y comenzó la historia de una leyenda.

 

Jordan llega a los Chicago Bulls

En la temporada 1984-85, Michael Jordan ya medía sus actuales 1,98 m y estaba lejos de aquel tiempo en que quedó excluido del equipo. Con un promedio de 28,2 puntos por partido, no tardó en convertirse en uno de los jugadores favoritos del público.
 
Jugó el All-Star Game dentro del quinteto inicial y logró el Título de Rookie del Año. Y en temporada regular, ante los Detroit Pistons, marcó el récord de puntos marcados por un novato en un único partido, 49. Los Bulls llegaron a los Playoffs con 38 victorias y 44 derrotas, y fueron eliminados en 1ª ronda por los Milwaukee Bucks.
 
Su segunda temporada en Chicago fue una de las peores. Tras sufrir una lesión en el pie durante el tercer partido, no pudo regresar a las pistas hasta los Playoffs. Los Bulls llegaron a ellos con un pobre récord de 30-52. A pesar de la reincorporación de Jordan, perdieron en primera ronda ante los Boston Celtics por 3-0.

Michael Jordan y los Bulls perdieron tres veces consecutivas frente a los Pistons y sus "The Bad Boys"

Imagen: Pinterest (Miguel Rodrigues)

Aun así, el segundo partido de esta eliminatoria pasó a la historia de la NBA gracias a una actuación soberbia de Mike Jordan. Con 63 puntos, se convirtió en el jugador con más puntos anotados en un único partido de Playoffs. Después del partido, que llegó a 2 prórrogas, Larry Bird afirmó «He visto a Dios disfrazado de jugador de baloncesto».
 
Empezó la campaña 1986-87 totalmente recuperado de su lesión y, con 37,1 puntos por partido, consiguió uno de los promedios anotadores más altos de la historia de la NBA. Junto con Wilt Chamberlain, es el único jugador con más de 3.000 puntos en una misma temporada.
 
A pesar de todo, fue Magic Johnson quien ganó el MVP con 733 votos, frente a lo 449 de Jordan. Para cerrar la temporada, los Bulls volvieron a caer en 1ª ronda de Playoffs ante los Celtics.

 

Los Títulos no llegan

La siguiente campaña también fue excelente para el jugador. Volvió a ser líder de puntos, con un promedio de 35 por partido, recibió el premio a mejor defensor y, por fin, fue proclamado MVP de la temporada.
 
Los Bulls seguían mejorando sus números y ese año alcanzaron los Playoffs con 50 victorias. Fue la primera vez que Michael Jordan superó la primera ronda de las eliminatorias. Sin embargo, el sueño terminó en semifinales. Los Detroit Pistons, liderados por Isiah Thomas y los Bad Boys, ganaron 4-1.
 
En 1988-89, los Chicago Bulls alcanzaron las 47 victorias. Jordan promedió 32,5 puntos por partido y por primera vez desde que llegó al equipo, alcanzaron la Final de Conferencia. Pero los Pistons volvieron a terminar con sus sueños en 6 partidos.
 
Por el camino, la primera ronda ante los Cavaliers se decidió con «The Shot» (El Tiro). Una canasta de Michael Jordan sobre la bocina, ya mítica, que sirvió para ganar el último y decisivo partido de la eliminatoria.
 

 
A partir de la temporada siguiente, los Bulls empezaron a convertirse en un equipo muy cohesionado y peligroso para sus rivales. Con nuevos jugadores, como Scottie Pippen y Horace Grant, liderados por un ya experimentado Michael Jordan, obtuvieron 55 victorias. El mejor resultado de las últimas temporadas.
 
Volvieron a alcanzar la Final de Conferencia, pero una vez más los Pistons y sus Bad Boys les impidieron llegar a Las Finales de la NBA.

 

Los Primeros Anillos de Jordan

Las 3 últimas derrotas ante los Detroit Pistons generaron serias dudas sobre las posibilidades de los Bulls de ganar un Título. Nadie imaginaba que estaban a punto de lograr un «Three-Peat», tres Títulos consecutivos.
 
El primero de ellos fue tras el 2º MVP de Mike Jordan, terminaron primeros en la clasificación después de 16 años, con un récord para la franquicia de 61 victorias, y se resarcieron ante los Pistons ganando la Final de Conferencia por 4-0. En el último encuentro, los de Detroit ni siquiera saludaron a sus oponentes al finalizar el partido.
 
En las primeras NBA Finals de su historia, los Bulls se enfrentaron a Los Angeles Lakers de Magic Johnson. Chicago se impuso en 5 partidos. Jordan por fin pudo levantar un trofeo MVP de Las Finales y no pudo reprimir sus lágrimas de alegría.
 
En el segundo partido de este enfrentamiento, Jordan marcó uno de los tiros más famosos en la historia del baloncesto. Un rectificado con cambio de mano en el aire que dejó impresionado a todo el mundo.
 

 
Al final de la campaña 1991-92, Michael Jordan levantó el MVP de la temporada por tercera vez en su carrera, segunda consecutiva. Los Bulls volvieron a terminar con un récord para la franquicia al conseguir 67 victorias. Se enfrentaron a los Portland Trail Blazers en Las Finales. Ganaron en 6 partidos y Jordan volvió a ser proclamado Finals MVP.
 
En la siguiente temporada, los Chicago Bulls volvieron a conquistar el Título, esta vez ante Phoenix Suns. Jordan ganó su tercer anillo y volvió a ser nombrado MVP de Las Finales, igualando los 3 de Magic Johnson. Nadie hasta entonces había conseguido 3 veces consecutivas el premio Bill Russell NBA Finals MVP.

 

Barcelona 92 y el Dream Team

Michael Jordan participó en dos ediciones de los Juegos Olímpicos. La primera había sido en Los Ángeles 84, todavía como universitario. La segunda fue en Barcelona 92, ya como profesional y gracias a un cambio de normativa.
 
Aunque Estados Unidos ganó el Oro en ambas ocasiones, la más recordada es la segunda gracias al legendario e irrepetible Dream Team que lo consiguió.
 
A Jordan no le motivaba una segunda participación en Juegos Olímpicos. Sin embargo, la insistencia de otros jugadores, especialmente Magic Johnson, hizo que acabara cediendo. Paradójicamente, fue el único que empezó los 8 partidos del torneo.
 
Ewing, Mullin y Jordan son los 3 únicos jugadores de Estados Unidos que lograron un Oro Olímpico como amateurs y como profesionales.

 

Michael Jordan se pasa al Béisbol

Jordan anunció que se retiraba del baloncesto el 6 de octubre de 1993, alegando que ya no disfrutaba como antes. Posteriormente, en su biografía «For the Love of the Game»«For the Love of the Game» dijo haber empezado a pensar en su retiro durante el verano del 92. El cansancio acumulado por los Juegos Olímpicos se sumó a la presión de su cada vez mayor popularidad.
 
El hecho definitivo para tomar esta decisión fue el asesinato de su padre 3 meses antes del anuncio.

Michael Jordan durante un partido de Béisbol

Imagen: Jordans Daily

También fue el que hizo que Michael Jordan sorprendiera al mundo poco después firmando un contrato profesional con los Chicago White Sox, un equipo de béisbol de la Liga Americana. Su padre siempre quiso que Mike jugase a este deporte, aunque él eligió finalmente el basket.
 
Dado que el equipo pertenecía al mismo dueño que los Chicago Bulls, Jordan siguió vinculado al equipo y cobrando su contrato como jugador de baloncesto.
 
Así fue como, durante un año y medio, Michael Jordan fue jugador de béisbol para cumplir el sueño de su difunto padre. Lo hizo con los Birmingham Barons, un equipo afiliado de los White Sox que jugaba en las Ligas Menores.

 

Regreso a la NBA

Pero su desempeño como jugador de béisbol estaba muy lejos de lo que había hecho en las pistas de basket, así que el 18 de marzo de 1995 anunció su regreso a la NBA. Lo hizo con un escueto comunicado de prensa que sólo decía «I’m Back» (He Vuelto).
 
El dorsal 23 había sido retirado en su propio honor y, aunque podía utilizarlo si quería, decidió regresar con el 45, el mismo número que utilizaba en la liga de béisbol.
 
Aquel año fue fundamental en la clasificación de los Bulls a los Playoffs, donde alcanzaron las semifinales y Jordan promedió 31,5 puntos. No obstante, también perdió los dos últimos balones que llevaron a los Orlando Magic a la victoria del primer encuentro. Tras el partido, Nick Anderson hizo referencia a que Michael no parecía jugar tan bien con el número 45 como con el 23.
 
Estas declaraciones hicieron que Michael Jordan apareciese en el siguiente partido con su antiguo dorsal, ganándose una multa de la NBA por no notificar el cambio. Finalmente, los Bulls perderían por 4-2 la eliminatoria.

 

Michael Jordan vuelve a levantar Títulos

Los Bulls empezaron la temporada 1995-96 con 12 victorias consecutivas para terminar con 72. Es el mayor número que han conseguido hasta ahora y el 2º mejor récord en la historia de la NBA.
 
En Playoffs el equipo sólo sumó 3 derrotas para volver a alzar el Título 3 años más tarde de la última vez. Por su parte, Jordan fue el jugador con más puntos de la temporada, promediando 30,4 por partido. Ganó el MVP de dicha temporada, del All-Star Game y nuevamente el de Las Finales, superando los 3 de Magic Johnson.

Michael Jordan emocionado tras su cuarto título NBA

Imagen: Da Windy City

Este campeonato fue muy especial para Jordan, ya que era el primero que ganaba desde la muerte de su padre y el partido decisivo se jugó, precisamente, el Día del Padre. Su imagen llorando en el suelo del vestuario con el balón del encuentro, dio la vuelta al mundo.
 
La siguiente temporada terminó con 69 victorias para los Bulls y sin el MVP para Jordan, aunque con el mérito de marcar el primer Triple-Doble en la historia del All-Star Game. Por 5ª vez en su historia, el equipo llegó a Las Finales para enfrentarse a los Utah Jazz.
 
El primer partido de este enfrentamiento se decidió por un tiro de Jordan sobre la bocina. Aunque más recordado es el 5º, bautizado posteriormente como «The Flu Game» (El Partido de la Gripe). Michael Jordan jugó con 38 de fiebre y deshidratado por molestias estomacales. A pesar de todo ello, anotó 38 puntos que le permitieron a los Bulls romper el empate a 2 y hacerse con el Título en el siguiente encuentro. Una vez más, el trofeo Bill Russell NBA Finals MVP recayó sobre él.
 
1997-98 fue su última temporada con los Bulls. Volvió a ser el máximo anotador, con un promedio de 28,7 puntos por partido, y el MVP.
 
Los Bulls volvieron a enfrentarse a los Utah Jazz en Las Finales. En el tercer partido lograron la mejor victoria de la historia en unas NBA Finals con un resultado de 96-54. En el 6º partido perdían por 1 punto a falta de 21 segundos, cuando Jordan le robó el balón a Karl Malone y encestó una de las canastas más famosas de la NBA. Fue la última con los Chicago Bulls y supuso el 6º Título para el equipo.
 

 
Michael Jordan anotó 45 puntos en aquel partido decisivo, y promedió 33,5. En 6 Finales disputadas consiguió 6 Títulos. También fue elegido NBA Finals MVP en las 6 ocasiones, un récord absoluto en la historia de la NBA.
 
El 13 de enero de 1999 anunció su 2ª retirada del baloncesto, dejando la duda sobre qué podrían haber conseguido los Chicago Bulls si se hubiese quedado más tiempo.

 

Washington Wizards y los últimos partidos de Jordan en la NBA

Un año después de haberse retirado volvió a la NBA, esta vez a los despachos. Los Washington Wizards le nombraron Presidente Operativo.
 
Aunque tras retirarse por 2ª vez afirmó que había un 99,9% de probabilidades de que nunca volviese a jugar en la NBA, en el verano de 2001 comenzó a insinuar que era posible su regreso.
 
Finalmente, en septiembre de ese año anunció que volvería a jugar. En esta ocasión sería con los Washington Wizards y decidió donar su sueldo a las víctimas del 11-S, ocurrido pocos días antes.
 
Ya no era el mismo físicamente y las lesiones le limitaron mucho durante la primera temporada de su reaparición. Sólo jugó 60 de los 82 partidos de la temporada regular.
 
En la temporada 2002-03, por el contrario, fue el único integrante del equipo que disputó todos los encuentros, siendo titular en 67 de ellos. En febrero se convirtió en el primer jugador NBA de 40 años o más que superaba los 40 puntos en un partido (43).
 
Se sabía que aquella era su última temporada como jugador, así que recibió homenajes por parte de la mayoría de rivales, incluyendo una ovación de 4 minutos en el United Center de Chicago y la retirada del dorsal 23 de los Miami Heat en su honor.
 
Su último partido fue el 16 de abril ante los Philadelphia 76ers. Jugó pocos minutos y apenas anotó 15 puntos. Acercándose el final del partido, el público empezó a corear «We Want Mike!» (¡Queremos a Mike!), por lo que volvió a la pista. A falta de 1:44 para el final, encestó los dos últimos tiros libres de su carrera antes de volver al banquillo. La ovación duró más de 3 minutos.
 
Al final de aquel partido había anotado 32.292 puntos en toda su carrera. Sólo es superado por Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone, Kobe Bryant y LeBron James.

 

Figura Publicitaria y la Marca Jordan

Sin duda, Michael Jordan es una de las figuras más comerciales en la historia del deporte mundial. Ha sido imagen de marcas como Nike, Coca-Cola, Chevrolet, Gatorade y McDonald’s, entre otras.

Zapatillas Nike Air Jordan de 1984

En 1984, Nike diseñó especialmente para él unas zapatillas rojas y negras, las Air Jordan. Supusieron uno de los mayores enfrentamientos entre la marca y David Stern, comisionado de la NBA. Y es que la liga sólo permitía zapatillas de un color.
 
La popularidad que llegaron a alcanzar las zapatillas Air Jordan fue tal, que a Nike no le importó acabar pagando multas millonarias por usarlas. De hecho, todavía se comercializan con distintos modelos deportivos y de calle. Años más tarde, Nike permitió a Jordan crear su propia línea de ropa «Jordan Brand».
 
En 1992, participó en el vídeo musical «Jam»«Jam» de Michael Jackson y en un anuncio para la Super Bowl donde compartía pantalla con Bugs Bunny. Fue la base sobre la que se inspiró Space JamSpace Jam, la película que Jordan protagonizó en 1996.
 
Ya retirado se convirtió en el primer ex jugador NBA que apareció en la portada del videojuego de 2K Sports, NBA 2K11NBA 2K11. Aquella fue su reaparición en un videojuego tras muchos años, pero no la última. En NBA 2K12NBA 2K12 y NBA 2K13NBA 2K13 vuelve a aparecer, gracias a los equipos clásicos donde se incluyeron hasta 6 versiones de los Chicago Bulls. Volvió a ser la portada del NBA 2K16 en una edición especialNBA 2K16 en una edición especial.
 
Los cromos o tarjetas de Jordan siguen siendo piezas de devoción entre la industria del coleccionismo y se dice que los ingresos que obtiene actualmente, gracias a sus derechos de imagen y contratos publicitarios, superan con creces los de su época como jugador.

 

Premios y Récords de Michael Jordan

Aunque hemos mencionado la mayoría durante el artículo, vamos a listar a continuación los logros, premios y récords en la carrera de Michael Jordan:

  • 6 veces Campeón de la NBA (1991, 1992, 1993, 1996, 1997 y 1998).
  • 6 veces MVP de Las Finales (1991, 1992, 1993, 1996, 1997 y 1998).
  • 5 veces MVP de la temporada (1988, 1991, 1992, 1996 y 1998).
  • 14 veces All-Star (ausente en la temporada 1985-86 por lesión).
  • 2 medallas de Oro en Juegos Olímpicos (Los Ángeles 1984 y Barcelona 1992).
  • Mejor Defensor del Año (1988).
  • Rookie del Año (1985).
  • 11 veces en el Mejor Quinteto de la NBA (diez en el 1º y una en el 2º).
  • 2 Concursos de Mates (1987 y 1988).
  • Jugador Universitario del Año (1984).
  • Premio John R. Wooden (1984).
  • Trofeo Adolph Rupp (1984).
  • Mejor Baloncestista del Año de la ACC (1983-84).
  • 1 medalla de Oro en los Juegos Panamericanos (Caracas 1983).
  • Deportista del Año (Sports Illustrated 1991).
  • Miembro del Salón de la Fama del Baloncesto por su carrera individual (2009).
  • Miembro del Salón de la Fama del Baloncesto como miembro del Dream Team de Barcelona 92 (2010).
  • Miembro del Salón de la Fama de la FIBA (2015).
  • Jugador con más Títulos de Máximo Anotador de la NBA (10).
  • Mayor Promedio Anotador de la Historia (30,1).
  • Mayor Promedio Anotador de los Playoffs (33,4).
  • Mayor Promedio Anotador en unas Finales (41 en 1993).
  • Más Partidos Consecutivos anotando en Dobles Dígitos (842).

 
Estos son sólo los más destacados. Aquí puedes ver la lista completa desde sus tiempos universitarios (en inglés).

 

Frases de Michael Jordan

Repasemos algunas de las frases más famosas que Michael Jordan ha dicho o escrito a lo largo de su vida pública:

  • «He fallado más de 9.000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 partidos. 26 veces han confiado en mí para tomar el tiro que ganaba el partido y lo he fallado. He fracasado una y otra vez en mi vida. Es por eso que tengo éxito».
  • «El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos».
  • «Puedo aceptar el fracaso, todos fracasan en algo. Pero no puedo aceptar no intentarlo».
  • «Debes esperar grandes cosas de ti mismo antes de poder hacerlas».
  • «Algunas personas quieren que suceda, algunas desean que suceda, y otras hacen que suceda».
  • «Los obstáculos no tienen que detenerte. Si te encuentras con un muro, no te des la vuelta o te rindas. Averigua cómo escalarlo, atravesarlo o rodearlo».
  • «Si renuncias una vez, se convierte en un hábito. ¡Nunca renuncies!».
  • «Convierte siempre una situación negativa en positiva».
  • «Nunca digas nunca, porque los límites, como los miedos, a menudo son sólo una ilusión».

 

Terminamos con dos cosas más. Primero, una curiosidad que pocas personas conocen: Michael Jordan jugó un partido amistoso en la Liga ACB. Y segundo, un recopilatorio de las 10 mejores jugadas de su carrera en Las Finales.
 

Recibe la newsletter de los viernes...
Cada viernes te mandamos los últimos artículos publicados y las emisiones en directo del fin de semana. Eventualmente podemos enviarte otros contenidos interesantes.


elSuperHincha

Si te ha gustado lo que has leído síguenos en Facebook y/o Twitter para no perderte otras publicaciones :)

Web| Twitter | Facebook

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la política de privacidad