Lilí Álvarez. La Primera Gran Tenista Española



Lilí Álvarez fue una tenista española cuya carrera se desarrolló entre los años 20 y 30. De hecho, fue la primera que jugó en Wimbledon (alcanzando la final 3 veces), que participó en unos Juegos Olímpicos y que ganó el Torneo de Roma, por entonces uno de los más importantes de Europa.
 
Pero eso no es todo. Incluso fue esquiadora y patinadora, llegando a estar convocada para los Juegos Olímpicos de Invierno Chamonix 1924, compitió en carreras de coches, jugó billar, practicó equitación…
 
Y por si todo esto fuera poco, también tuvo una prolífica carrera periodística y literaria, en parte compaginada con el tenis, y de la que vivió posteriormente.
 
Feminista, transgresora y atrevida, Lilí Álvarez es uno de esos personajes que, aunque no haya tenido el reconocimiento que mereció, no debe quedar en el olvido. Hoy, nuestro pequeño homenaje a una pionera del deporte femenino español.
 

Lilí Álvarez. La Primera Gran Tenista Española

 

La Infancia Polideportiva de Lilí Álvarez

Elia María González-Álvarez y López-Chicheri nació el 9 de mayo de 1905 en un hotel de Roma, donde sus padres se alojaban durante una larga estancia en la ciudad. La pequeña acabó siendo conocida con el nombre de Lilí.
 
Su familia era acomodada y vivía en Suiza, en un ambiente más adecuado para la delicada salud de la madre. Allí el papel de la mujer en la sociedad estaba menos limitado que en España, y gracias a ello, Lilí pudo empezar a practicar deporte desde muy niña.

Lilí Álvarez practicando Patinaje Artístico

Foto: Archivo Personal Lilí Álvarez

Comenzó con el billar cuando ni siquiera llegaba a la mesa, subida en una silla. También probó equitación y tenis, pero lo que de verdad le gustaba eran los deportes de invierno, concretamente esquí alpino y patinaje artístico. Este último era su favorito y con él consiguió su primera victoria deportiva.
 
Fue con 11 años, cuando ganó su Primer Campeonato de Saint-Moritz, superando incluso a la campeona francesa Melle Joly. Cuatro años más tarde, en 1921, repitió resultado y también ganó la Medalla de Oro Internacional de Patinaje.
 
Todo ello le valió la convocatoria para representar a España en Chamonix 1924, los Primeros Juegos Olímpicos de Invierno de la Historia. Pero sufrió una lesión y no pudo acudir.
 
Ese mismo año probó la emoción del motor y participó en el Campeonato de Cataluña de Automovilismo. Por aquel entonces no existía categoría femenina, así que lo hizo en la masculina. Ganó sin demasiada dificultad, convirtiéndose en la única mujer que ha conquistado esta competición.
 
La falta de competencia la hizo abandonar este deporte y fue entonces cuando decidió centrarse en el tenis.

 

Lilí Álvarez, la Primera Tenista Española con Éxito Internacional

En 1919, cuando sólo tenía 14 años, Lilí Álvarez había ganado el Campeonato de Ginebra de Tenis. Era un deporte que también practicaba desde la infancia, pero que había mantenido en segundo plano en favor del esquí y el patinaje.
 
Cuando llegaron los Juegos Olímpicos París 1924, fue convocada para jugar dobles junto con Rosa Torras. Hasta ese año no había habido ningún deporte femenino por lo que ambas se convirtieron en las Primeras Mujeres Españolas que compitieron en unos Juegos Olímpicos de Verano.
 
A partir de ese momento, los torneos franceses de tierra batida estuvieron muy presentes en su vida. Montecarlo, Cannes, Niza, Menton o Le Tonquet supusieron buena parte del palmarés que acumuló.
 
También logró buenos resultados en Wimbledon, donde alcanzó 3 finales consecutivas entre 1926 y 1928, aunque sin conseguir el título en ninguna ocasión. Hubo que esperar hasta 1994 para que otra española llegase tan lejos, cuando Conchita Martínez no sólo llegó, sino que venció.

Lilí Álvarez jugó 3 finales de Wimbledon consecutivas

Foto: Marca

En Roland Garros 1929, ganó en la modalidad de dobles junto con Kea Bouman.
 
Para 1930, Lilí Álvarez ya era una tenista experimentada y pudo imponerse en el Torneo de Roma, considerado el tercero más importante de Europa por aquel entonces. Hasta 1993, ninguna otra española conquistó ese título. Entonces también fue Conchita Martínez quien lo logró.
 
En 1932 sufrió una caída de rendimiento y decidió retirarse.
 
Dos años más tarde se casó con el Conde de Valdène, un aristócrata francés. Así que cuando en 1937 reapareció sobre las pistas, lo hizo como «Condesa Valdène». Sin embargo, esta situación duró poco. En 1939, la muerte de su único hijo hizo mella en la pareja y se separaron.
 
En 1941 decidió regresar a España para establecer su residencia de manera definitiva. Fue allí donde cerró su carrera como tenista, tras ganar el Torneo de Santander. Un año antes, había logrado su 2º Campeonato de España (la primera vez lo había hecho en 1929).
 
Al final de su carrera como tenista acumulaba 38 Torneos Individuales, 19 Dobles y 21 Mixtos. Ganó a las mejores jugadoras de la época: Suzanne Lenglen, Molla Mallory, Cilly Aussem, Helene Contostavlos, Simone Mathieu, Lucia Valerio… Y fue considerada una de las 10 mejores tenistas del lustro 1926-1931, llegando a ser la segunda en los años 1927 y 1928, sólo por detrás de Helen Wills.

 

Periodista, Feminista y Transgresora

El hecho de haberse criado en Suiza hacía que Lilí Álvarez tuviese una visión del papel de la mujer mucho más avanzado que el que se tenía en España en aquella época.

Lilí Álvarez luciendo la Falda Pantalón que escandalizó a Francia

Foto: La Vanguardia

No obstante, también llegó a escandalizar a todo el continente cuando, en 1931, acudió a Roland Garros vistiendo una falda pantalón especialmente diseñada para ella por Elsa Schiaparelli. A pesar del revuelo formado, repitió modelo en Wimbledon y aquella prenda acabó siendo la precursora de los pantalones cortos que se popularizaron en la década de los 40.
 
Compaginó su carrera deportiva con la literaria y periodística.
 
En 1927 escribió su primer libro, publicado en Londres, y en 1930, firmó varios artículos deportivos para el periódico argentino «La Nación». Fue una de las primeras mujeres que cubrió noticias deportivas, las cuales publicó en distintas revistas europeas.
 
Pero no se limitaba al deporte. En 1931 empezó a colaborar con el periódico Daily Mail, donde daba su punto de vista sobre la situación política española. Gracias a este trabajo, llegó a entrevistar a Clara Campoamor y Victoria Kent.
 
Posteriormente colaboró con Arriba, Blanco y Negro, La Vanguardia y otros medios de comunicación, tanto con trabajos deportivos como políticos.
 
Lilí Álvarez también fue una feminista convencida, cuyo movimiento apoyó durante toda su vida. En 1951, apareció en el V Congreso Feminista Hispanoamericano para defender su discurso «La Batalla de la Feminidad». Después de eso, escribió 15 libros centrados en religión, feminismo y deporte.

 

Reconocimientos a Lilí Álvarez

A pesar de su prolífica carrera, su convicción feminista y su lucha por las libertades individuales, supusieron que Lilí Álvarez no fuese reconocida como correspondía hasta casi el final de su vida. De hecho, llegó a tener problemas con las Federaciones Españolas de Tenis y Esquí en distintos momentos.
 
El primer reconocimiento institucional no llegó hasta 1958, cuando tenía 53 años. Entonces se le concedió el Lazo de Dama de Isabel La Católica. Ese mismo año, también fue nombrada Jugadora de Honor de la Real Federación Española de Tenis.
 
Tuvo que esperar hasta 1976 para que el Ministerio de Justicia le otorgase la Cruz Distinguida de 1ª Clase de la Orden de la Cruz de San Raimundo de Peñafort, y hasta 1998, para que le dieran la Medalla de Oro al Mérito Deportivo. Este último no pudo recogerlo, dado que falleció poco antes.
 
Fuera de España también recibió diversos homenajes. En 1968, The All England Lawn Tennis and Croquet Club la nombró miembro honorífica. Y en la National Portrait Gallery de Londres cuenta con dos imágenes.
 
Desde 2017, el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, en colaboración con el Consejo Superior de Deportes, convoca el Premio Lilí Álvarez de Periodismo Deportivo para destacar los trabajos periodísticos que más y mejor hayan contribuido a la difusión y defensa de la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito deportivo.
 

Recibe la newsletter de los viernes...
Cada viernes te mandamos los últimos artículos publicados y las emisiones en directo del fin de semana. Eventualmente podemos enviarte otros contenidos interesantes.


elSuperHincha

Si te ha gustado lo que has leído síguenos en Facebook y/o Twitter para no perderte otras publicaciones :)

Web| Twitter | Facebook

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la política de privacidad