Historia de los Mundiales de Fútbol. Desde 1930 hasta 2018



Si hay un evento deportivo conocido por todo el mundo, es la Copa Mundial de Fútbol. Un torneo internacional que se produce cada 4 años y que es capaz de paralizar países enteros, incluso cuando su selección no está en competición.
 
No por casualidad se le conoce como “El Mundial”. No necesita apellidos para que todo el mundo sepa de qué deporte se habla. Actualmente, su seguimiento e importancia sólo es comparable con los Juegos Olímpicos.
 
Y supongo que no te pasó desapercibido que en 2018 tuvimos Mundial.
 
En elSuperHincha no quisimos ser menos, y también decidimos subirnos a la ola mundialista. Por eso, durante las 4 semanas previas, publicamos artículos relacionados con el Mundial. Y para empezar, nada mejor que una mega entrada haciendo un repaso a la Historia de los Mundiales de Fútbol desde 1930 hasta la actualidad.
 
Un artículo que, una vez terminado el Mundial Rusia 2018, hemos actualizado, para incluir lo más destacado de esa edición.
 
Vamos allá…
 

Historia de los Mundiales de Fútbol Torneo a Torneo

 

Historia antes de los Mundiales de Fútbol

El Fútbol debutó en los Juegos Olímpicos de París 1900 como deporte de exhibición. Repitió en 1904 y en los Juegos Intercalados de 1906.
 
Cuando la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado, en sus siglas en francés) nació en 1904, comenzó a planificar un campeonato internacional que debía celebrarse en Suiza en 1906. Sin embargo, el anuncio de que el Fútbol pasaría a ser oficialmente deporte olímpico hizo que se descartara la idea.
 
Por aquel entonces, los Juegos Olímpicos sólo permitían deportistas amateurs, así que Sir Thomas Lipton organizó en Turín un torneo de clubes profesionales que representaron cada uno a su país. Fue el primer torneo internacional fuera de las Olimpiadas.
 
FIFA acabó reconociendo el torneo olímpico como un “Campeonato Mundial de Fútbol para Amateurs” y se responsabilizó de su organización.
 
En Amberes 1920, finalizada la 1ª Guerra Mundial, se celebró el primer torneo intercontinental, al sumarse a los equipos europeos, Egipto. Sólo 4 años más tarde, aparecieron las primeras selecciones sudamericanas. Uruguay se llevó el título ese año y en 1928.
 
Durante esta última edición, FIFA organizó un congreso donde se decidió organizar un torneo internacional a nivel profesional en 1930. Estaba a punto de empezar a escribirse la Historia de los Mundiales de Fútbol.

 

El Primer Mundial de Fútbol: Uruguay 1930

Primer Mundial de Fútbol: Uruguay 1930

En cuanto se conoció la noticia de este nuevo torneo, varios países europeos y Uruguay se presentaron para su organización. El por aquel entonces presidente de la FIFA, Jules Rimet, era partidario de hacerlo en el país americano. No sólo por los éxitos cosechados en las dos últimas ediciones de los Juegos Olímpicos, sino porque en 1930 el país celebraba una fecha importante: el Centenario de la Jura de la Constitución.
 
Gracias a su apoyo, Uruguay fue elegida sede para aquel primer torneo, por unanimidad. Pero a la hora de la verdad, no tuvo ningún apoyo europeo para la organización.
 
No hubo clasificación previa. El anfitrión envió invitaciones a distintos países para conseguir 16 participantes. Sin embargo, el rechazo de los países europeos fue mayoritario alegando problemas económicos como consecuencia de la reciente crisis económica.
 
A pesar de que Uruguay se ofreció a solventar los gastos de estos países, sólo acudieron Francia, Bélgica, Yugoslavia y Rumanía. Todos ellos por presiones directas o indirectas de directivos de la FIFA.
 
Finalmente, el Primer Mundial de Fútbol de la Historia fue disputado por 13 equipos: Argentina, Bélgica, Bolivia, Brasil, Chile, Estados Unidos, Francia, México, Paraguay, Perú, Rumanía, Uruguay y Yugoslavia.

 

Más inconvenientes para Uruguay

Ese no fue el único inconveniente que Uruguay se encontró a la hora de organizar su Mundial. Las fuertes lluvias que hubo en Montevideo impidieron que el Estadio Centenario estuviese listo para la fecha de inicio. Construido expresamente para este evento, tenía capacidad para 90.000 personas, convirtiéndose en el mayor del mundo fuera de las Islas Británicas.
 
Debía albergar todos los partidos del campeonato, pero no fue posible inaugurarlo hasta la 6ª jornada. Fue así como el Gran Parque Central y el Estadio Pocitos se convirtieron, simultáneamente, en los primeros en acoger un partido de la Copa Mundial de Fútbol.
 
A pesar de todo, el Mundial Uruguay 1930 fue todo un éxito.
 

 

El inicio de la Historia de los Mundiales

El torneo se inició con 4 grupos de 3 equipos (excepto uno que tenía 4). El primer equipo clasificado en cada uno de ellos pasó a las semifinales. Estas fueron disputadas por Argentina y Estados Unidos, por una parte, y Uruguay y Yugoslavia, por la otra.

Entrega del trofeo en Uruguay 1930

Los dos equipos de Río de la Plata fueron quienes alcanzaron la Primera Final de la Historia en los Mundiales de Fútbol. Se llevó a cabo el 30 de julio en el recién estrenado Estadio Centenario.
 
Dada la rivalidad entre ambas selecciones, el belga John Langenus, encargado de arbitrar ese partido, sólo aceptó el encargo tras tener asegurado un barco a su disposición desde una hora antes del final del encuentro. Por si tenía que salir de urgencia del país.
 
Se dice que este mismo árbitro fue quien decidió que la final se jugase con el balón argentino, tras lanzar una moneda al aire. Aunque la versión más aceptada dice que el primer tiempo se jugó con el balón argentino y el segundo con el uruguayo.
 
Cuando finalizó el primer tiempo, Uruguay perdía 1-2. Sin embargo, en la segunda parte consiguieron remontar para acabar 4-2 y coronarse campeones ante 93.000 espectadores. El 31 de julio fue fiesta nacional en Uruguay.
 
El éxito final del torneo fue tal, que en 1932 se empezó a buscar sede para la siguiente edición.

 

Italia 1934. El Mundial sin Campeón Defensor

Para apaciguar los ánimos europeos, el segundo Mundial se disputó en Italia. Uruguay, como respuesta al boicot sufrido 4 años antes, renunció a participar, convirtiéndose así en el único campeón que no ha querido defender su título.
 
A pesar de todo, hubo países más que suficientes para cubrir las 16 plazas de la competición. De hecho, aquel año se disputó la primera fase previa. Dado que eran 32 los países con ánimo de participar, se hizo en partidos por proximidad geográfica. En total debutaron 10 países, entre ellos, España.
 
Argentina y Brasil, únicos países sudamericanos que acudieron, no tuvieron que jugar sus partidos por retirada de sus rivales. También Argentina llegó a retirarse por la negativa de los clubes a ceder sus jugadores. No obstante y aprovechando que la plaza de su eliminatoria había quedado vacante, decidió participar con jugadores amateurs.
 
Además de los 2 países latinoamericanos, Estados Unidos y Egipto fueron los únicos equipos no europeos del torneo. Egipto fue, precisamente, el primer país africano en participar en una Copa Mundial de Fútbol.
 
El formato de competición de aquel año cambió para adaptarse a la que había sido la primera idea para Uruguay: Comenzar directamente con eliminatorias en octavos de final. Si se producía un empate, se jugaba una prórroga. Si después de esta, todavía se mantenía la igualdad, se jugaba un nuevo partido al día siguiente.

 

Italia no podía perder

Celebración de Italia en el Mundial de 1934

Italia 1934 supuso la primera gran polémica mundialista para España. En cuartos de final, se enfrentó al anfitrión y la prórroga no deshizo el empate. Al partido del día siguiente faltaron hasta 7 titulares españoles debido a las lesiones sufridas la víspera, incluido Ricardo Zamora con 2 costillas rotas.
 
Los locales vencieron y España reclamó por una falta no pitada sobre el portero y la anulación de 2 goles legales. Aun así, Italia pasó a semifinales.
 
No es de extrañar la ayuda de los árbitros, teniendo en cuenta que Mussolini utilizó este Mundial como propaganda a favor del fascismo italiano. Las presiones para que los anfitriones obtuvieran el título eran muy fuertes.
 
Como era de esperar, Italia llegó a la final. Se enfrentó a Checoslovaquia y la derrotó por 2-1 tras marcar el gol definitivo en el minuto 95 de la prórroga.

 

Francia 1938. El Mundial de las Tensiones

El Mundial de 1938 estuvo afectado por los conflictos bélicos de la época. España estaba en plena Guerra Civil y se vio obligada a abandonar. Tras el estallido de la 2ª Guerra Sino-Japonesa, tampoco China y Japón estaban en condiciones de participar. Y Austria, que había jugado las eliminatorias y conseguido su clasificación, fue invadida e incorporada a Alemania, por lo que tampoco acudió.
 
Por si fuera poco, la promesa de alternar la sede entre Europa y América fue incumplida, así que los países americanos boicotearon el evento en masa. Sólo acudieron Brasil y Cuba.
 
Con todos estos vaivenes políticos y deportivos, Indias Orientales Neerlandesas (actual Indonesia), pudo convertirse en el primer país asiático en participar en un Mundial de Fútbol.
 
Por primera vez, el país anfitrión y el campeón de la edición anterior, clasificaron de manera automática. También fue la primera vez que se establecieron cabezas de serie para evitar que equipos fuertes se enfrentasen en las primeras rondas eliminatorias, que nuevamente empezaban en octavos.

Mundial Francia 1938, el último antes de la 2ª Guerra Mundial

Allen se convirtió en la primera empresa que asumió la fabricación exclusiva de un balón oficial para la Copa Mundial de Fútbol. El balón, que llevaba su mismo nombre, estaba fabricado de tal manera que los jugadores podían rematar de cabeza sin miedo a lesionarse.
 
Con tantas novedades y tensiones, quizás lo menos reseñable del torneo fue que la final se disputó entre Italia y Hungría.  Fue en el Estadio Olímpico de Colombes, el 19 de junio. Un resultado de 4-2 convirtió a los transalpinos en los Primeros Bicampeones de la Historia de los Mundiales.
 
Esta fue la última Copa Mundial de Fútbol antes de la 2ª Guerra Mundial.

 

1942 y 1946. Los años sin Mundial

Para el torneo de 1942, Argentina y Brasil presentaron su candidatura con la esperanza de que se volviera al orden alternativo previsto inicialmente. La Alemania Nazi también se presentó.
 
Finalmente, el estallido de la 2ª Guerra Mundial hizo que FIFA suspendiese todos sus eventos y no se organizaron los 2 siguientes Mundiales.
 
Cuando en 1945 el conflicto terminó, FIFA decidió reanudar la Copa Mundial cuanto antes. Se decidió hacerlo en 1949 en Suiza, único país europeo con capacidad para organizar un acontecimiento de tal magnitud, gracias a su neutralidad durante la guerra. No obstante, la falta de estadios en ese país, hizo que al final se eligiese a Brasil. El reinicio del Mundial se pospuso hasta 1950.

 

Brasil 1950. El Maracanazo

Las secuelas de la guerra seguían haciendo mella y muchos países tuvieron que renunciar a competir en esta nueva edición del Mundial de Fútbol. Por segunda vez, hubo sólo 13 equipos, siendo Inglaterra uno de ellos y participando por primera vez en la Copa del Mundo.
 
Aquel año se había decidido cambiar el sistema de juego para empezar con una fase de 4 grupos. Dado que algunas de las renuncias se produjeron tras el sorteo de los mismos, el reparto de estos quedó totalmente desequilibrado. Dos grupos con 4 equipos, uno con 3 y otro con 2.
 
También se había determinado cambiar el sistema posterior. Los primeros clasificados no accedían a semifinales, sino a una liguilla de la que debía salir el campeón. Brasil 1950 se convirtió así en el único Mundial sin una Final.
 
Suecia, España, Uruguay y Brasil, fueron las 4 selecciones que avanzaron a esta última fase. En la última jornada, se enfrentaban los dos equipos sudamericanos. Brasil llegaba en una situación inmejorable tras golear a los dos europeos. Un simple empate le daría su primer título mundialista. Uruguay había ganado a Suecia y empatado con España. No tenía más remedio que ganar.
 

 

La Épica Uruguaya

Aquel partido, con sabor a final, se disputaba en el Estadio Maracaná, ante cerca de 200.000 espectadores. Los periódicos brasileños ya proclamaban la victoria de los suyos. Pero la realidad se impuso.

El Maracanazo de Brasil 1950

Cuando llegó el descanso, el resultado se mantenía a cero y los ánimos brasileños en todo lo alto. Además, nada más reiniciarse el juego, los locales se adelantaron en el marcador. Tras 20 minutos, Uruguay consiguió el empate. No era suficiente y Brasil seguía siendo el campeón. Sin embargo, un segundo gol, permitió a los uruguayos imponerse, en la que se considera una de las grandes sorpresas del deporte.
 
Uruguay levantaba así su segundo trofeo en su segunda participación, con 20 años de diferencia. Un trofeo que desde ese año se denominó Jules Rimet, en honor a los 25 años de este como Presidente de la FIFA.
 
Este partido todavía es conocido como “El Maracanazo”.

 

Suiza 1954. El Milagro de Berna

Dicen que a la tercera va la vencida y eso pasó con Suiza en la Historia de los Mundiales. Había sido el lugar elegido para el primer torneo internacional de fútbol en 1906, pero nunca se celebró. También para reanudar la competición en 1949, tras la Segunda Guerra Mundial, pero no tenía estadios suficientes. Por fin, 1954 fue su año. Un año para la historia.
 
Fue el primer Mundial para el cual se hicieron eliminatorias efectivas en Asia y Sudamérica. Hasta entonces, los equipos de estos territorios siempre habían accedido por invitación o retirada de sus contrincantes.
 
Tras el Maracanazo, Brasil cambió su indumentaria blanca por la actual camiseta verde-amarela. Por primera vez, el Mundial fue retransmitido por televisión para 8 países. Y Uruguay sufrió la primera derrota mundialista de su historia, en semifinales, ante Hungría.
 
Hungría fue partícipe de otros dos grandes momentos de aquel Mundial.
 
La Batalla de Berna se produjo durante los cuartos de final entre este país y Brasil. El partido fue bautizado así debido a la violencia con la que se jugó.

El Milagro de Berna en Suiza 1954

La final fue disputada por Hungría y Alemania Federal, que regresaba tras el veto sufrido en 1950. Ambos equipos se habían enfrentado en la fase de grupos con victoria húngara por 8-3, por lo que eran claros favoritos para el título. De hecho, a los 8 minutos del encuentro ya ganaban por 2 goles.
 
Pero hasta el momento, las finales mundialistas se habían caracterizado, en gran medida, por las sorpresas. Esta no fue menos. Alemania Federal remontó para acabar ganando su primer título por 3-2. Una de las mayores sorpresas de la Historia de los Mundiales de Fútbol, que pasó a ser conocida como El Milagro de Berna.

 

Suecia 1958. El Primer Mundial de Pelé

El Mundial de Suecia 1958 fue el segundo que se retransmitió por televisión, aunque en esta ocasión a 60 países. Se inscribieron 53 países y, por primera vez, Asia y África contaron con un cupo asegurado. Debutaron URSS, Irlanda del Norte y Gales. Esta es la única vez en la Historia de los Mundiales que las 4 selecciones británicas lograron clasificarse a una Copa del Mundo.
 
La polémica de ese año se produjo durante la fase de grupos. En el Mundial anterior, los dos cabezas de serie no se enfrentaban entre sí, al igual que los dos que no lo eran. Sin embargo, esta vez, los 4 equipos se enfrentaron todos contra todos.
 
Estaba establecido que en caso de empate entre los dos primeros clasificados, la diferencia de goles determinaría el puesto de cada uno. Pero aún no se sabía que ocurriría con los empates entre el 2º y el 3º. Tras un enfrentamiento entre FIFA, que quería que también se decidiera por diferencia de goles, y los organizadores que querían un partido de desempate, se eligió la segunda fórmula.

 

El Primer Mundial de Brasil

Suecia 1958 fue el primer mundial de Pelé

Suecia 1958 fue el Primer Mundial de Pelé. Un joven de apenas 17 años que todavía no pasaba de ser una promesa del fútbol. Estuvo a punto de no acudir a Suecia por una lesión durante la fase preparatoria. Finalmente no se retiró y debutó en el tercer partido de la fase de grupos.
 
Marcó goles en todos los encuentros que jugó desde cuartos, incluidos 2 en la final a la que Brasil llegó por segunda vez en 8 años. En ese partido se enfrentó al anfitrión y acabó imponiéndose por 5-2.
 
Los brasileños hacían historia al ganar su Primer Mundial de Fútbol y por ser el primer país que ganaba el título fuera de su continente. Este hecho no volvería a repetirse hasta 2002, cuando también Brasil conquistó la Copa del Mundo en Corea y Japón.

 

Chile 1962. El Mundial más Violento

En 1962, la Copa del Mundo de Fútbol volvió a Sudamérica. En esta ocasión, Chile era el país anfitrión. Por primera vez en la Historia, el Mundial contó con una Canción Oficial. Fue El Rock del Mundial, interpretada por Los Ramblers.
 
Fue un Mundial deslucido y marcado por la violencia sobre el terreno de juego, especialmente durante la fase de grupos. Algunos de estos partidos han pasado a formar parte de la Historia del Fútbol entre los más violentos, en el que destaca el encuentro entre Chile e Italia, bautizado como La Batalla de Santiago.
 
También pasó a la Historia de los Mundiales, el colombiano Marcos Coll. En el 2º partido de primera ronda, frente a la URSS, no sólo batió al mismísimo Lev Yashin, sino que lo hizo con el único Gol Olímpico marcado hasta ahora en una Copa Mundial.
 
Pelé se lesionó durante el segundo partido de fase de grupos, pero Brasil no se resintió gracias a Garrincha y al resto de su plantilla. En su segunda final consecutiva, venció 3-1 a Checoslovaquia y levantó su 2º Título Mundialista.

 

Inglaterra 1966. Regreso al Origen

Mundial de Fútbol Inglaterra 1966

A pesar de que el fútbol nació en Inglaterra, este país nunca había tenido una buena participación en la Copa Mundial. Convertirse en los organizadores les daba la oportunidad de revertir esta situación.
 
Fue un Mundial marcado por las sorpresas. Primero con la eliminación de Brasil en fase de grupos, campeón de las 2 últimas ediciones, y de España, campeón de Europa en aquel momento. Posteriormente con las derrotas de Uruguay y Argentina en cuartos de final, ambos con arbitrajes polémicos.
 
Finalmente el título se decidió entre los locales y Alemania Federal. Al finalizar los 90 minutos reglamentarios, el marcador se encontraba igualado a 2 por lo que fue necesaria una prórroga. En el minuto 101, se produjo uno de los momentos míticos (y polémicos) de los Mundiales de Fútbol.
 
El inglés Geoff Hurst disparó contra la portería, el balón pegó contra el travesaño y, a continuación, rebotó en la línea de gol. El árbitro tras consultar con su asistente, señaló gol dado que, según su perspectiva, el bote se había producido por detrás de la línea. A día de hoy, seguimos sin saber si fue un gol fantasma o, por el contrario, el balón realmente cruzó la línea.
 
El partido terminó 4-2 e Inglaterra ganó su único Mundial hasta el momento.
 
Por cierto, ese año apareció la Primera Mascota de unos Mundiales, World Cup Willie o, simplemente, Willie El León.

 

México 1970. La entrega del Jules Rimet

México 1970 es considerado por los expertos como uno de los mejores de la Historia de los Mundiales. Tanto por las plantillas de primer nivel que lo disputaron como por el juego limpio que se disfrutó durante todo el torneo. De hecho, aunque las Tarjetas Amarilla y Roja hicieron su aparición en esta edición, no hubo ni un solo expulsado en todo el campeonato.
 
Fue el primer Mundial retransmitido en color gracias a los Satélites Telstar. En honor a ellos, el Primer Balón que Adidas fabricó para un Mundial, recibió su nombre. El Balón Telstar de 1970 es el que inspira al Balón Adidas Telstar 18, que se utilizó en Rusia 2018.
 
Brasil, tras el fiasco de 1966, volvió a la final. Su contrincante debía decidirse entre Italia y Alemania Federal.
 
Los germanos habían tenido un duro enfrentamiento contra Inglaterra, a quien vencieron en el tiempo extra. A pesar de ello, en la semifinal contra Italia, consiguieron terminar el tiempo reglamentario con empate a 1 en el marcador. Se jugó entonces una de las prórrogas más intensas que se recuerda. Durante el tiempo que duró, se marcaron 5 goles, que dejaron un resultado final de 4-3 a favor de los transalpinos.
 
Este partido que todavía hoy se recuerda como El Partido del Siglo, está considerado como uno de los más emocionantes del siglo XX e incluso el mejor de la Historia del Fútbol.
 
Las reglas de la Copa del Mundo de Fútbol establecían que si un equipo ganaba el título en 3 ocasiones, tenía derecho a quedarse el Trofeo Jules Rimet en propiedad. Tanto Italia como Brasil optaban a este honor.
 
Sin embargo, el sobresfuerzo de los italianos, durante la semifinal, les pasó factura y cayeron 1-4 ante una Brasil que contaba con una de las plantillas mejor valoradas de la Historia del Fútbol, incluyendo a un Pelé que sumaba su Tercer Título Mundialista.
 

 

Alemania Federal 1974. El Primer Expulsado

El Mundial de Fútbol aumentaba cada vez más su popularidad. A esta edición se presentaron 99 países. Eran 24 más que en 1970 y 43 más que en 1962. Comenzaba a alcanzar a los mismísimos Juegos Olímpicos en seguimiento y se convirtió en un evento rentable.
 
Durante esta edición se produjo la primera expulsión directa, por tarjeta roja, de un jugador. Fue el chileno Carlos Caszely en su primer partido mundialista, frente al equipo local.

Johan Cruyff y el alemán Franz Beckenbauer en la Final Alemania 1974

Por aquel entonces la hegemonía del fútbol europeo se disputaba entre el holandés Johan Cruyff y el alemán Franz Beckenbauer, los dos últimos ganadores del Balón de Oro. Sus dos equipos alcanzaron la final que se disputó en el Estadio Olímpico de Múnich.
 
Los holandeses, conocidos como “La Naranja Mecánica”, por el color de sus camisetas y su juego técnico de ataque, empezaron ganando, pero los locales supieron reaccionar y acabaron imponiéndose por 2-1. Alemania Federal se convirtió en el Primer Equipo en levantar la Nueva Copa Mundial de Fútbol.

 

Argentina 1978. La Política vuelve al Mundial

Tras 48 años, por fin Argentina pudo albergar el Mundial de Fútbol. Aunque, su organización corrió serio peligro como consecuencia de la dictadura militar impuesta dos años antes. Muchos países protestaron contra ella y contra las violaciones de derechos humanos cometidas.
 
Finalmente, ningún país se retiró de la competición. No obstante, algunos jugadores se negaron a participar a nivel personal. Una de estas ausencias fue la del holandés Johan Cruyff, subcampeón en 1974.
 
A pesar de esta importante baja, Holanda volvió a la final para enfrentarse nuevamente al organizador del campeonato. Argentina disputaba en casa su segunda final en un Mundial, tras la de 1930 en Uruguay.
 
Aunque no lo hizo sin polémica. Igual que en la edición anterior, la segunda fase del torneo fue una liguilla de 2 grupos. El primer clasificado de cada uno de ellos pasaba directamente a la final. El segundo, a disputar el tercer puesto.
 
Los dos partidos decisivos de la última jornada en el grupo B, se jugaron a distintas horas. Brasil ganó a Polonia y se colocó en cabeza. Argentina jugaba con Perú y, para acceder a la final, necesitaba ganar por 4 goles de diferencia. Aquel partido se convirtió en la goleada del torneo (junto con el Alemania Federal – México de fase de grupos). Terminó 6-0.
 
Todavía se habla de un posible amaño, ya que Perú estaba eliminado independientemente del resultado.
 
La final se disputó en el Estadio Monumental de Buenos Aires. El tiempo reglamentario acabó con empate a uno y fue necesaria una prórroga. En ella, los locales consiguieron 2 goles más y pudieron levantar su primer Título Mundial.

 

España 1982. La Primera Tanda de Penaltis

Para 1982 la participación había subido tanto que se decidió ampliar el cupo de participantes hasta los 24 equipos. De esta manera, Norteamérica, África, Asia y Oceanía pasaron de 3 a 6 participaciones. Se convirtió así, en el primer Mundial con representación de todos los continentes.
 
Este incremento de países dio lugar a un nuevo modelo de competición con 3 fases que sólo se utilizó en esta ocasión. La primera etapa estaba compuesta por 6 grupos con 4 selecciones. Las 2 primeras de cada uno accedían a una segunda fase donde se formaban 4 nuevos grupos de 3 equipos. Finalmente, los primeros clasificados de cada grupo avanzaban a las semifinales.

Final del Mundial España 82

Brasil y Francia pronto se perfilaron como grandes favoritos por su vistoso juego ofensivo. Sin embargo, ambos terminaron eliminados por las 2 selecciones que acabaron disputando la final: Italia y Alemania Federal.
 
Precisamente, la semifinal que enfrentó a alemanes y franceses se convirtió en el primer partido en la Historia de los Mundiales de Fútbol que se decidió por penaltis. El tiempo reglamentario acabó empatado a uno. La prórroga terminó con empate a 3 tras la remontada de Alemania, que llegó a perder 1-3. Finalmente, los germanos se impusieron, al fallar sólo uno de los disparos frente a los dos fallos de Francia.
 
La final entre Alemania Federal e Italia se disputó en el Estadio Santiago Bernabéu. Los italianos llegaban invictos de las fases anteriores y continuaron así en este encuentro. Levantaron su Tercer Título Mundial tras ganar 3-1.
 
Paolo Rossi, la figura de su equipo, ganó la Bota de Oro y el Balón de Oro, premios al máximo goleador y al mejor jugador del torneo. Ambos premios se entregaron por primera vez ese año.

 

México 1986. La Mano de Dios

El Mundial de 1986 iba a celebrarse en Colombia. Sin embargo, las fuertes exigencias de la FIFA hicieron que el país sudamericano renunciase a la organización. Se recurrió entonces a México, que todavía mantenía buena parte de las infraestructuras de 1970. El país norteamericano se convirtió en el primero en albergar dos Copas Mundiales de Fútbol.
 
Durante la fase de grupos, se produjo la expulsión más rápida de la Historia de los Mundiales. El uruguayo José Batista fue expulsado con roja directa apenas 56 segundos después de iniciado el partido ante Escocia. En ese mismo capítulo, el seleccionador paraguayo Cayetano Ré se convirtió en el primer director técnico expulsado del banquillo.
 
Tras el resultado pactado entre Alemania Federal y Austria en la primera ronda de España 1982, se introdujeron los horarios unificados en la última jornada de la fase de grupos. Fase, de la que en esta ocasión, salían 16 equipos: Los dos primeros de cada grupo + los 4 mejores terceros. Estos pasaban a disputar los octavos de final.
 
Marruecos fue uno de esos 16 equipos. Clasificó como primero de grupo y se convirtió en el primer país africano que alcanzaba la segunda fase del torneo. No pudo con los alemanes y ahí terminó su épica.

 

Argentina y Maradona

En cuartos de final, se produjeron 2 de los grandes hitos de la Historia de los Mundiales. Fue en el partido que enfrentó a Inglaterra y Argentina. Este era uno de los encuentros más esperados del Mundial dada su rivalidad histórica, agravada con el estallido de la Guerra de las Malvinas 4 años antes.
 
Con empate a cero en el marcador, en el minuto 51, Maradona marcó un gol con la mano. Ese tanto pasó a ser conocido como La Mano de Dios, tras las declaraciones del jugador, que dijo haber marcado “un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios”.
 
Sólo 4 minutos después de esta polémica jugada, el mismo Maradona recorrió 62 metros en apenas 10 segundos, superando a 6 jugadores ingleses, para poner el 2-0 en el marcador. El Gol del Siglo es considerado el Mejor de la Historia del Fútbol. 
 

 
Argentina llegó a la final para enfrentarse a Alemania Federal. El Estadio Azteca fue el primer recinto deportivo que acogió 2 Finales Mundialistas.
 
A falta de poco más de 15 minutos para que termine el encuentro, los argentinos ganaban 2-0. Cuando todo parecía acabado, los alemanes protagonizaron una de sus remontadas e igualaron el marcador. Ya se vislumbraba la prórroga cuando, a falta de 7 minutos para que se cumpla el tiempo reglamentario, Argentina marcó el gol definitivo para levantar su Segunda Copa Mundial.

 

Italia 1990. El Mundial de la Decepción

Esta edición del Mundial fue la última de Yugoslavia, Checoslovaquia y URSS, que se separaron en varias naciones. También fue la de Alemania Federal, que pocos meses más tarde, se reunificaría con Alemania Democrática.
 
Italia 1990 está considerado uno de los peores en la Historia de los Mundiales. Un fútbol extremadamente defensivo, dio lugar al número más bajo de goles de todos los torneos disputados y a que muchos partidos se definieran por penaltis, incluidas ambas semifinales.
 
Con todo ello, Camerún se convirtió en el primer país africano en llegar a cuartos de final. Aquella selección quedó bautizada como Los Leones Indomables.
 
La final fue una repetición de la disputada 4 años atrás: Argentina – Alemania Federal. Fue un encuentro marcado por los errores arbitrales y la expulsión de 2 jugadores de la albiceleste. El único gol del partido lo anotó el alemán Andreas Brehme, de penalti, en el minuto 85. Alemania Federal levantó su tercer y último Título antes de la reunificación.
 

 

Estados Unidos 1994. El Adiós de Maradona

La FIFA decidió celebrar el Mundial de 1994 en Estados Unidos. Quería promover el fútbol en un país con un fuerte potencial económico, especialmente tras el fin de la Guerra Fría. Fue una decisión muy controvertida entre el resto de naciones, ya que este deporte gozaba de una baja popularidad en USA. De hecho, en el momento de la elección, ni siquiera existía una liga profesional.
 
A pesar de estas reticencias iniciales, fue un éxito en número de espectadores y sigue siendo la edición con más asistencia en la Historia de los Mundiales.

Primer mundial decidido por penaltis: Estados Unidos 94

Fue un Mundial marcado por las malas noticias. El defensa colombiano Andrés Escobar fue asesinado al regresar a su país. En el partido contra Estados Unidos, accidentalmente marcó un autogol, que muchos consideraron el responsable de no superar la fase de grupos.
 
Además, Maradona fue expulsado del torneo por dar positivo en efedrina, durante el control antidoping posterior al partido contra Nigeria. Era el segundo encuentro de la primera ronda.
 
Llegaron a la final Brasil e Italia. Ninguno de los dos consiguió marcar durante los 90 minutos reglamentarios ni durante la prórroga. Así que por primera vez en la Historia de los Mundiales, el título se decidió por penaltis. Fue Brasil quien obtuvo el Tetracampeonato, 24 años después de su última corona, también contra Italia.

 

Francia 1998. El Mundial de las Tarjetas Rojas

El Mundial de Francia 1998 fue el primero que se disputó con 32 equipos. Esto obligó a cambiar de nuevo el sistema de juego, aunque de manera muy leve. A partir de entonces, la primera fase se desarrolla en 8 grupos de 4 equipos y, los dos primeros clasificados de cada uno, acceden a octavos de final.
 
La sorpresa de esta edición fue Croacia, que en su primera participación tras la separación de Yugoslavia, consiguió el tercer puesto del torneo.
 
Fue el Mundial con más tarjetas rojas mostradas hasta aquel momento, un total de 21.
 
Brasil fue favorito desde el primer momento y no defraudó. Francia tuvo un torneo irregular pero consiguió alcanzar la final. Ambas selecciones se enfrentaron en el partido definitivo, disputado en el Stade de France.
 
A pesar de las expectativas, Brasil se desinfló y permitió que Francia levantase su primera Copa del Mundo, con un resultado de 3-0.

 

Corea y Japón 2002. El Mundial de los Amaños

Por primera vez, un Mundial de Fútbol se celebró en Asia. También por primera vez, dos países compartían la organización.
 
Fue un torneo marcado por las sorpresas y la polémica.
 
Sorpresas como la eliminación en primera ronda de Argentina, Portugal y Francia. Este último se convirtió en el peor campeón defensor de la Historia de los Mundiales. Pero también positivas. La debutante Senegal finalizó entre las 8 mejores selecciones del torneo. Y Corea se convirtió en el primer país asiático en alcanzar las semifinales.

El Mundial Corea y Japón 2002 se caracterizón por los posibles amaños arbitrales

Polémica por la baja asistencia de público y por los graves “errores” arbitrales que permitieron a los coreanos llegar a esas semifinales. Fueron especialmente claros los fallos durante el último partido de fase de grupos, contra Portugal, así como en los de octavos y cuartos contra Italia y España, respectivamente. El propio Sepp Blatter, Presidente de FIFA por aquel entonces, fue incapaz de negarlos.
 
La final enfrentó a Brasil y Alemania en Yokohama. A pesar de que Oliver Kahn sólo había encajado un gol en el torneo, los brasileños consiguieron anotar dos veces. Un 2-0 que valió el Pentacampeonato Mundial para Brasil.

 

Alemania 2006. El Cabezazo de Zidane

Blatter había llegado a la Presidencia de la FIFA prometiendo el primer Mundial en África, pero Alemania se interpuso en sus planes y se convirtió en el país anfitrión del Mundial 2006.
 
A pesar del título en Japón, Brasil tuvo que jugar las eliminatorias previas, debido a la decisión de eliminar la clasificación directa del campeón vigente. Llegó como máximo favorito con un Ronaldinho que parecía capaz de cualquier cosa. Sin embargo, el desempeño, tanto del jugador como del equipo, dejaron mucho que desear.
 
Consiguieron finalizar la fase de grupos invictos y superar a Ghana en octavos de final. Pero cuando en cuartos se encontraron con Francia, se acabó su racha de victorias consecutivas en Mundiales, desde 2002. A pesar de todo, Ronaldo se convirtió en el máximo goleador de la Historia de los Mundiales.
 
Francia avanzó hasta la final, donde se enfrentó con Italia en el Estadio Olímpico de Berlín. Aquel era el último partido como profesional para Zinedine Zidane y quería despedirse con la Copa del Mundo bajo el brazo.
 
Los 90 minutos terminaron con empate a uno por lo que el partido tuvo que ir a la prórroga. Fue en este tiempo extra cuando Zidane fue expulsado por soltar un tremendo cabezazo contra Marco Materazzi. Esto le impidió participar en la tanda de penaltis en la que se decidió la final. Italia conquistó su Cuarto Título Mundial.

 

Sudáfrica 2010. La Primera Estrella de España

En 2010, Blatter lo consiguió y el Mundial se disputó en Sudáfrica. Fue el primer Mundial de la Historia celebrado en África.
 
Las sorpresas empezaron en fase de grupos. Los dos últimos finalistas quedaron eliminados. Y equipos fuertes como Alemania, Inglaterra o España, sufrieron para pasar a la segunda fase.
 
Las selecciones africanas tuvieron un desempeño bastante mediocre y Sudáfrica fue el primer país anfitrión que no logró superar la fase de grupos. Al contrario, los equipos de la Conmebol tuvieron una gran actuación con 4 de 5 clasificados en cuartos de final. Aunque sólo Uruguay los superó.
 
España jugó su primera semifinal en un Mundial, dejando atrás la Maldición de Cuartos. Tras vencer a Alemania, disputó la final contra Holanda. Por primera vez desde 1978, ninguno de los finalistas tenía un Título Mundial previo.

Mundial Sudráfrica 2010, primer título para España

Los errores arbitrales presentes en todo el torneo tampoco faltaron en esa final, que se tornó bastante violenta. Todavía es recordada la patada de Nigel de Jong a Xabi Alonso, que el árbitro no consideró motivo de expulsión.
 
Los 90 minutos terminaron con el marcador a cero, obligando a disputar la prórroga. En el minuto 116, cuando todo el mundo se preparaba para una agónica tanda de penaltis, Andrés Iniesta marcó el gol que alzó a España con su Primer Título Mundial.
 
Fue la primera vez que una selección europea ganó un Mundial fuera de su continente (4 años más tarde lo hizo Alemania). Y España, la primera que lo hacía tras perder el primer partido del torneo y la que necesitó menos goles, sólo 8.

 

Brasil 2014. El Mineirazo

36 años después del último Mundial de Fútbol en Sudamérica, Brasil organizó el segundo de su historia. Fue la primera Copa del Mundo retransmitida con sistema de ultra alta definición 4K. También la primera con sensores para evitar los goles fantasma.
 
Por 3ª vez en las últimas 4 ediciones, el campeón defensor cayó en 1ª fase, y el Grupo de la Muerte dejó fuera a Inglaterra e Italia. En la última jornada de ese grupo, Luis Suárez mordió en el hombro a Giorgio Chiellini, quedando como una de las imágenes del Mundial. El uruguayo se perdió los octavos tras ser suspendido por 9 partidos internacionales.
 
Por primera vez en la Historia de los Mundiales de Fútbol, 2 selecciones africanas alcanzaron la segunda fase. Y Costa Rica, que había terminado primera en ese temido Grupo de la Muerte, llegó a los cuartos de final.
 
Las semifinales trajeron otra de las imágenes del torneo: La derrota de Brasil ante Alemania por 1-7. Inmediatamente fue bautizada como el Mineirazo, en alusión al Maracanazo de 1950. El 2º gol de ese partido coronó a Miroslav Klose como Máximo Goleador en la Historia de los Mundiales (16 tantos), superando a Ronaldo.
 
La final que enfrentó a Alemania y Argentina en el Maracaná, es la más repetida de todos los tiempos. Se disputó por 3ª vez, tras 1986 y 1990. Un empate a cero obligó a jugar la prórroga. Ya se hablaba de penaltis cuando Mario Götze marcó el único gol del encuentro en el minuto 113. Alemania sumó su Cuarto Título Mundial, convirtiéndose en el primer equipo europeo que lograba ganar la Copa del Mundo en América.

 

Rusia 2018. El Mundial del VAR, las Sorpresas y los Autogoles

En Rusia 2018, la tecnología dio un paso más y se instauró el Video Assistant Referee, más conocido como VAR. Un sistema mediante el cual un equipo adicional de árbitros revisa las jugadas polémicas del partido para poder notificar al juez de campo si se equivoca. El árbitro principal también puede solicitar una revisión si la considera necesaria.
 
Y fue una de las decisiones más acertadas de la FIFA en los últimos años. A pesar de que a algún pseudocomentarista español no le satisfaciera lo interpretado tras ciertas revisiones, lo cierto es que este sistema hizo justicia. Fueron muchas las jugadas, especialmente penaltis y fueras de juego, que se corrigieron gracias a él. Esto redujo las polémicas al mínimo y permitió hablar de fútbol y no de arbitraje.
 
Donde el VAR no intervino fue en las tarjetas amarillas. Como la que vio el mexicano Jesús Gallardo a los 13 segundos de iniciarse el partido contra Suecia. Es la amonestación más rápida en la Historia de los Mundiales.
 
Otra novedad que se introdujo en Rusia 2018 fue el cuarto cambio en caso de llegar a la prórroga. Se utilizó por primera vez en el España – Rusia de octavos de final, donde los anfitriones acabaron ganando por penaltis.

 

Primera mitad marcada por las Sorpresas

Además del Mundial más caro de la historia, hasta ahora, y el primero organizado en Europa Oriental, Rusia 2018 fue el Mundial de las Sorpresas. Estas empezaron en las primeras jornadas cuando selecciones como Argentina, Brasil o Alemania empataron o perdieron ante rivales que, a priori, no deberían haber supuesto un problema.
 
Aunque la gran sorpresa llegó cuando Alemania no superó la primera fase, algo que no ocurría desde 1938. Por tercera vez consecutiva, y 4ª en 5 ediciones, el campeón defensor no alcanzó los octavos de final.
 
También fue una sorpresa que Japón ganase a Colombia en fase de grupos, ya que fue la primera vez en la historia que un equipo asiático derrotaba a un sudamericano. Para rematar la sorpresa, los nipones accedieron a octavos gracias a su Fair Play. Es decir, ante igualdad de todos los criterios previos, clasificaron por tener menos tarjetas que Senegal. Fue la primera vez en la Historia de los Mundiales que se necesitó llegar a esta comparativa.
 
Además, ningún equipo africano superó la fase de grupos, algo que no ocurría desde España 1982. Por primera vez en su historia, Inglaterra ganó una tanda de penaltis en Mundiales de Fútbol, tras eliminar a Colombia en octavos de final. Por último, ningún país sudamericano llegó a semifinales.

 

Goles y Autogoles

Rusia 2018 fue un Mundial con muchos goles. De hecho, sólo un partido terminó 0-0. Fue el que enfrentó a Dinamarca y Francia en fase de grupos.
 
Esta edición vio el gol 2.500 de la Historia de los Mundiales. Lo marcó el tunecino Fakhreddine Ben Youssef ante Panamá. El equipo centroamericano participaba por primera vez en un Mundial de Fútbol, al igual que Islandia.
 
Pero además de goles hubo autogoles. Muchos autogoles. Concretamente 12. El doble que los vistos en Francia 1998 y Corea/Japón 2002, ediciones con el récord hasta ahora. El primero lo anotó el marroquí Aziz Bouhaddouz durante el partido ante Irán. El último fue obra del croata Mario Mandžukić, que tiene el cuestionable honor de haber marcado el Primer Autogol de la Historia en una Final Mundialista.

 

La Final

En cualquier caso, Mandžukić y toda su selección pueden estar satisfechos del Mundial que han hecho.
 
Croacia alcanzó la final tras convertirse en el primer equipo que supera 3 prórrogas para llegar ella, y en la 13ª selección que juega el partido por el título.
 
Y en el partido definitivo lo dieron todo hasta que Francia ganó por 4-2 en el tiempo reglamentario. Fue la final con más goles desde Inglaterra 1966, cuando se dio este mismo resultado, pero durante la prórroga. Para encontrar una mayor cantidad de goles en 90 minutos, hay que retroceder hasta Suecia 1958 cuando la final acabó 5-2.
 
Con su victoria, los galos conquistaron su 2ª Copa Mundial en 3 finales y mantienen la hegemonía europea en el torneo, la cual empezó en 2006.
 

 
Esta ha sido la Historia de los 21 Mundiales de Fútbol disputados hasta ahora. Una historia muy resumida porque sin duda, podríamos escribir 21 entradas independientes si nos lo propusiéramos.
 
Ahora cuéntanos… ¿Qué recuerdas tú de los Mundiales? ¿Cuál es tu primera imagen de un Mundial de Fútbol? ¿Cuál es para ti el momento más mítico? ¿Qué otros momentos de la Historia de los Mundiales crees que deberíamos haber incluido? Los comentarios están esperándote un poco más abajo ⤵

 


Todas las imágenes han sido obtenidas de la web fifa.com excepto la que ilustra el Mundial de 1994 (colgadosporelfutbol.com) y 2002 (marca.com).

 

Recibe la newsletter de los viernes...
Cada viernes te mandamos los últimos artículos publicados y las emisiones en directo del fin de semana. Eventualmente podemos enviarte otros contenidos interesantes.

Etiquetas :

elSuperHincha

Si te ha gustado lo que has leído síguenos en Facebook y/o Twitter para no perderte otras publicaciones :)

Web | Twitter | Facebook

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la política de privacidad