Fútbol Playa o Beach Soccer



La semana pasada hablábamos de Deportes Playa aprovechando la llegada del veranito. Prometimos hacer artículos específicos para los más populares y aquí estamos, cumpliendo. Hoy le toca el turno al Fútbol Playa.
 
Al igual que ocurría con el tenis o el vóley, el fútbol es uno de esos deportes que casi todo el que ha pisado una playa, ha terminado jugando en algún momento.
 
Evidentemente, con normas mucho menos reguladas y la mayoría de las veces con porterías hechas a base de montoncitos de arena. Pero al fin y al cabo, así es como me imagino que surgió, a modo de diversión en los días playeros de Río de Janeiro.
 

Fútbol Playa. De diversión brasileña a deporte FIFA...

 

¿Qué es Fútbol Playa y cómo surgió?

Pues como su propio nombre indica, el Fútbol Playa es eso, fútbol que se juega en la playa. Como otros deportes, ha evolucionado y actualmente también se practica en superficies artificiales de arena específicamente creadas.
 
Se juega en un terreno mucho más pequeño que el fútbol de campo y con sólo 5 jugadores por equipo. Además, sus reglas tienen mucha similitud con las del Fútbol Sala, como irás viendo a lo largo de este artículo.
 
El Fútbol Playa surgió en las playas brasileñas de Río de Janeiro en la primera mitad del siglo pasado y, ya en 1950, se organizó el primer torneo oficial. No obstante, siguió jugándose de manera amateur hasta que en 1992 una empresa privada (actualmente denominada Beach Soccer Worldwide, BSWW) decidió tomar las riendas, creando un reglamento y un evento internacional.
 
Dicha empresa tenía sede estadounidense y es uno de los motivos por lo que al Fútbol Playa también se le conoce como Beach Soccer.
 
Ante el crecimiento que estaba teniendo el deporte, en 1995 se organizó el Primer Mundial de Fútbol Playa, aunque todavía no avalado por FIFA.
 
En los años siguientes aparecieron nuevas competiciones mundiales y continentales que permitieron mejorar la profesionalización de los jugadores y atraer cada vez más público.
 
A partir de 2005, la FIFA pasó a regir el Beach Soccer y organizó su primera Copa Mundial de Fútbol Playa en Río de Janeiro. Esta se disputó anualmente hasta que en 2009 pasó a celebrarse cada 2 años.

 

Principales Reglas del Fútbol Playa

 
No entraremos a detallar todas y cada una de las reglas del Fútbol Playa, sino que nos detendremos en aquellas más llamativas y que difieren notablemente del fútbol.

 

El Campo

El área de juego del Fútbol Playa mide de 35 a 37 metros de largo por 26 a 28 metros de ancho. Está delimitada por cintas fijadas sobre la arena, generalmente azules para que contrasten con esta, y no cuenta con ninguna marca más sobre el terreno de juego.

Portería de Fútbol Playa

foto: sportsregras.com

Existe un área que se extiende 9 metros desde la portería y ocupa todo el ancho de la cancha. No está delimitada físicamente, sino mediante la línea imaginaria que une dos banderines amarillos colocados uno a cada lado del campo. El punto de penalti se ubica sobre ella.
 
Con la línea central ocurre lo mismo y está señalada mediante banderines rojos ubicados fuera del perímetro.
 
Las porterías miden 5,5 x 2,2 metros y están pintadas de amarillo para que sean perfectamente visibles.

 

Los Equipos de Beach Soccer

Cada equipo está compuesto por 1 portero, 4 jugadores de campo y 7 suplentes.
 
Estos últimos pueden sustituir a jugadores de la cancha en cualquier momento, sin necesidad de comunicar el cambio al árbitro ni de esperar a que el juego se haya parado. Pueden entrar y salir tantas veces como quieran, siempre que lo hagan por la zona delimitada para tal fin y que en el campo nunca haya más de 5 integrantes por equipo.

 

Tiempo de Juego y Puntuación en Fútbol Playa

 
Los partidos de Fútbol Playa están compuestos por 3 periodos de 12 minutos cada uno. Este tiempo busca ser lo más real posible y, por eso, el cronómetro se detiene tras un gol, cuando se señalan tiros libres o penaltis, hay algún jugador lesionado o el árbitro considera que se está perdiendo tiempo intencionadamente.
 
Un periodo no termina hasta que la jugada en curso haya acabado, aunque se haya agotado el tiempo. Si se señala un tiro libre, este es ejecutado.
 
Cada gol suma un tanto al marcador y al final del encuentro no puede haber empate. Si esto ocurre, se disputa un periodo suplementario de 3 minutos en el que se aplica la regla del Gol de Oro. Es decir, gana el primer equipo que marca y el partido termina, aunque no haya finalizado el tiempo añadido.
 
Si tras estos minutos extra el empate todavía perdura, se realiza una tanda de penaltis a muerte súbita. Esto quiere decir que termina cuando uno de los equipos marca y el otro falla, independientemente del número de tiros lanzados hasta ese momento.
 
Cuando se trata de competiciones que conllevan puntos, una victoria en tiempo reglamentario suma 3, en prórroga 2 y en penaltis sólo 1. A diferencia de otros deportes que también aplican esta reducción, el perdedor no suma ninguno.

 

Árbitros, Faltas y Tiros Libres

En cada partido de Beach Soccer hay dos árbitros de campo con la misma autoridad y que deben consensuar sus decisiones en caso de discrepancia.

Fútbol Playa. Reglas (faltas y sanciones)

Se consideran faltas las mismas acciones que en fútbol, aunque se añaden algunas específicas:

  • Lanzar arena a la cara intencionadamente.
  • Impedir que el portero saque con la mano.
  • Evitar el lanzamiento de un contrario que ha levantado el balón con ánimo de golpearlo.
  • Tardar más de 5 segundos en reiniciar el juego.
  • Sacar con el pie, en el caso de los porteros.
  • Perder tiempo intencionadamente.
  • Hacer un pase al portero, tras un saque de este, antes de que toque el balón un contrario.

 
En general, todas las infracciones se castigan con un tiro libre. Salvo que una lesión lo impida, este debe ser lanzado por el jugador que sufrió la falta y desde el punto donde se produjo. Aquellas acciones que se producen dentro del área de 9 metros, se ejecutan desde el punto de penalti.

 

Tarjetas del Fútbol Playa

 
Según la gravedad de las faltas, pueden ir acompañadas de una tarjeta amarilla, azul o roja.
 
La segunda tarjeta amarilla para un mismo jugador se convierte en azul. Esta conlleva dos minutos de sanción durante los cuales el futbolista no puede ser sustituido, dejando el equipo en inferioridad numérica.
 
En caso de que el equipo contrario marque gol antes de cumplirse los dos minutos, el tiempo de castigo se da por finalizado y el jugador puede regresar al campo.
 
Tras una tarjeta azul, independientemente de que sea directa o por acumulación de amarillas, ya no se puede volver a recibir tarjeta amarilla. Una nueva sanción se castiga con una segunda tarjeta azul que se convierte automáticamente en roja. Esto supone la expulsión definitiva del partido.
 
En caso de que esto ocurra, el equipo sí puede sustituir al jugador, pero una vez transcurridos los dos minutos de sanción o tras un gol del contrario.
 
Ni los jugadores ni el equipo tienen límite de faltas que puedan cometer a lo largo del partido.

 

Otras 5 Reglas del Fútbol Playa que no hay en Fútbol

  1. No hay fuera de juego.
  2. Un equipo no puede mantener la posesión dentro de su área por más de 4 segundos.
  3. Nunca se puede colocar barrera ante un tiro libre.
  4. Los saques de banda se pueden hacer tanto con las manos como con los pies.
  5. Está prohibido marcar gol directo desde un saque de banda o un saque de la línea central.

 

Recibe la newsletter de los viernes...
Cada viernes te mandamos los últimos artículos publicados y las emisiones en directo del fin de semana. Eventualmente podemos enviarte otros contenidos interesantes.

Etiquetas :

elSuperHincha

Si te ha gustado lo que has leído síguenos en Facebook y/o Twitter para no perderte otras publicaciones :)

Web| Twitter | Facebook

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la política de privacidad