Flotadores, Manguitos y otros elementos para Aprender a Nadar y Jugar en el Agua



Cualquier época del año es buena para que los más peques aprendan a nadar. Sin embargo, la llegada del verano suele ser uno de los momentos más elegidos para animarles a iniciarse en esta actividad tan beneficiosa.
 
Con las primeras lecciones aprendidas, llega el momento de ir a la playa o a la piscina, lejos de su monitor. Y empiezan a surgir las preguntas. ¿Cuál es el mejor sistema para que practique sin perder la confianza? ¿Flotador, Manguitos, Burbuja? ¿Son todos los elementos para aprender a nadar, igual de seguros?
 
Para ayudarte a responder estas y otras preguntas, hemos escrito este artículo.
 

Flotadores, Manguitos y Otros elementos para aprender a nadar

 

Para empezar, un Clásico Transformado: el Flotador para Bebés

Cuando hablamos de Flotadores, a todo el mundo le viene a la cabeza el típico neumático de goma. Con los años su diseño mejoró, y actualmente se encuentran modelos muy cucos con motivos infantiles de lo más atractivos.
 
No obstante, estos Flotadores no son una buena idea ni para aprender a nadar ni para jugar en el agua. De hecho, en la mayoría de piscinas ya están prohibidos.
 
En el primero de los casos, no son útiles porque limitan los movimientos y no permiten aprender la técnica correcta para nadar sin él.

Flotadores para Bebé

En el segundo, porque ya han sido muchos los casos de Flotadores que vuelcan, dejando la cabeza del niño metida en el agua sin poder volver a salir. También los de niños que al levantar los brazos, y siendo más pequeños que el hueco, se han colado por él quedando sumergidos.
 
Afortunadamente, todo evoluciona y los Flotadores han sabido reinventarse para ofrecer diseños más estables y seguros. Hablamos de los Flotadores para Bebés con braguita. Estos Flotadores no son el típico aro sino que tienen formas más planas y, por tanto, sin riesgo de vuelco. Además, en el caso de los Flotadores para Bebés, se incluye una braguita sobre la que se le sienta sin ningún peligro de que pueda colarse por el hueco.
 
Siguen sin ser elementos adecuados para aprender a nadar, pero sí para la diversión de los más peques de la casa. Eso sí, siempre que ya sujete la cabeza por sí mismo y, preferiblemente, supere los 8 meses.
 
Mira todos estos Flotadores para Bebés y Niños

 

Manguitos de Poliestireno y de Goma

Manguitos de polietireno sencillos

Otro elemento clásico de las piscinas y playas, son los Manguitos Hinchables que se colocan en los brazos para evitar que el niño se sumerja. Sin embargo, su uso también ha ido retrocediendo y cada vez son más escasos.
 
Al igual que ocurría con los Flotadores, hay riesgo de que el niño quede desprotegido si se le escurren del brazo, cosa muy probable al estar mojados. Y como con aquellos, el riesgo de pinchazo durante el juego siempre está presente.

Manguitos de Poliestireno para bebes

Precisamente por eso, se han ido sustituyendo progresivamente por los Manguitos de Poliestireno. Se adaptan mejor al grosor del brazo, por lo que resultan más cómodos. Además, al tratarse de material poroso, no se escurren, por lo que no hay peligro de que se salgan.
 
También existen modelos formados por varios aros que se pueden ir eliminando progresivamente, a medida que el niño aprende la técnica y coge confianza.
 
En el caso de los Manguitos de Poliestireno, son elementos aptos tanto para aprender a nadar como para divertirse en el agua.
 
Aquí tienes una amplia variedad de Manguitos de Poliestireno e Hinchables

 

Burbujas, Cinturones y “Churros”

Elementos más avanzados para el aprendizaje de la natación son los que veremos en este apartado.

Churros de Poliestireno para aprender a nadar

Las Burbujas y Cinturones son similares en cuanto a concepto. Ambos van sujetos a la cintura, lo que genera al niño una inestabilidad que le obliga a forzar la posición adecuada y, por tanto, a aumentar su habilidad en el agua.
 
Sin embargo, la Burbuja es más limitante que el Cinturón, ya que no permite posiciones laterales. Por ello, no es recomendable utilizarla si el niño todavía no tiene cierto control sobre la respiración.
 
Los Cinturones tienen muchos modelos diferentes y pueden estar fabricados en poliestireno o corcho. Algunos están formados por distintas piezas que pueden ir eliminándose progresivamente, a medida que aumenta la técnica de natación.

Churros de Poliestireno para jugar en la piscina

Por otra parte, los “Churros” de Poliestireno se han ido convirtiendo en el elemento estrella de la piscina. No son más que un cilindro alargado y flexible que permite la flotabilidad, pero sin proporcionar ningún tipo de sujeción. Es decir, es el niño quien debe sujetarse para no hundirse, lo que facilita la toma de conciencia del agua y de sus movimientos.
 
Además, permiten unir los extremos para formar un aro, lo que favorece su uso en los niños más pequeños. Y no sólo eso, utilizando conectores del mismo material y un poco de imaginación, pueden convertirse en una fuente inagotable de juegos.
 
Encuentra aquí Burbujas, Cinturones, Churros de Flotación y Conectores

 

Chaleco Flotador y Traje de Baño con Flotador Incorporado

Chaleco Flotador para Bebé

Estos elementos son muy parecidos en cuanto a concepto. También son muy útiles para aprender a nadar con una técnica adecuada, puesto que permiten total libertad de movimiento.
 
En ambos casos, se trata de prendas que incluyen varias microcámaras de aire o material flotable que facilitan mantenerse en la superficie. La mayor diferencia es que el Chaleco se coloca sobre el bañador “normal”, mientras que el Bañador Flotador es una prenda de baño en sí misma.
 
Además de ser adecuados para adquirir las distintas técnicas de natación, los bañadores resultan más cómodos, ya que no “se suben” hacia la cara del niño con la presión del agua.
 
Aquí tienes Chalecos y Trajes de Flotación para Niños

 

Tapetes Flotantes o Tapices de Flotación

Tapetes Flotantes para Aprender a Nadar

En los últimos años han empezado a coger fuerza los Tapetes Flotantes. Son láminas de goma EVA, por tanto flexibles, que permiten mantenerse encima sin que se hunda.
 
Existen modelos individuales que pueden ser rectangulares o con un hueco en el medio, a modo de flotador. Aunque también se están poniendo muy de moda los Tapetes Flotantes de Grandes Dimensiones, para jugar dentro del agua sin hundirse, tomar el sol dentro de la piscina, etc. Estos últimos comienzan a estar muy difundidos no sólo entre los más pequeños sino también entre los adultos.
 
Combinados con Churros y otros elementos, pueden convertirse en un área de juegos flotante de los más divertido.
 
Además, tienen la ventaja de ocupar muy poco espacio, ya que pueden enrollarse, de no necesitar ser inflados y de no tener riesgo de pinchazos.
 
Mira todos los modelos de Tapices de Flotación que existen

 

Flotador de Cuello para Bebé

Aunque no es un elemento para aprender a nadar, hemos querido mencionar los Flotadores de Cuello para Bebés. Cada vez están más demandados, pero a pesar de ello siguen siendo grandes desconocidos.

Flotador Cuello Bebé

Estos Flotadores surgieron para ayudar a niños con discapacidad, que no podían mantenerse a flote por sí mismos durante ciertas terapias, no como elemento lúdico. A pesar de todo, en algunos países existen spas para bebés que los utilizan para ayudarles a relajarse dentro del agua.
 
Tanto los Flotadores de Cuello terapéuticos como los de relajación están fabricados con materiales ligeros, pero muy resistentes. Esto permite que sostengan hasta 25 Kg de peso y que no se desinflen bajo ninguna circunstancia. Características, todas ellas, que distan mucho de los Flotadores de Cuello para Bebé que se encuentran habitualmente en el mercado.
 
Si aun así quieres comprar uno para tu bebé, te recomendamos que investigues previamente sobre la marca que vas a comprar y el material con el que fabrican sus Flotadores de Cuello. Elige uno cuyo material sea resistente a pinchazos, que sea ergonómico y que incluya el sello de homologación de la Unión Europea.
 
Además, asegúrate de escoger la talla adecuada. Si es demasiado grande, tu bebé puede escurrirse. Si es pequeño, puede hacerle daño. Y sobre todo, utilízalo sólo en espacios reducidos, como bañeras o piscinas domésticas de poca profundidad.
 
Aquí tienes algunos Flotadores de Cuello para Bebé

 

Si ninguno de estos elementos te convence

Si crees que tu hijo o hija todavía no está preparado para utilizar ninguno de estos elementos, pero quieres que se refresque durante el verano, plantéate comprarle una Piscina Hinchable que puedas colocar en la terraza, azotea o jardín.
 
Existen multitud de modelos y tamaños. Según lo que busques, puedes conseguir Piscinas Baratas desde poco más de 5 euros.
 
Mira toda la variedad de Piscinas y Juegos Acuáticos a tu disposición

 

Recibe la newsletter de los viernes...
Cada viernes te mandamos los últimos artículos publicados y las emisiones en directo del fin de semana. Eventualmente podemos enviarte otros contenidos interesantes.

Etiquetas :

elSuperHincha

Si te ha gustado lo que has leído síguenos en Facebook y/o Twitter para no perderte otras publicaciones :)

Web| Twitter | Facebook

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la política de privacidad