Florence Griffith Joyner. La Mujer Más Rápida de Todos los Tiempos



¿Sabías que en la Historia del Atletismo sólo una mujer ha parado el cronómetro por debajo de los 10,50 segundos en una carrera de 100 metros lisos? Fue Florence Griffith Joyner, en 1988. En noviembre de 2019 todavía ninguna otra ha logrado igualar su marca, y por eso, es considerada la Mujer Más Rápida de Todos los Tiempos.
 
¿Quieres saber más sobre ella y cómo consiguió esta proeza? Pues sigue leyendo…
 

Florence Griffith Joyner. La mujer más rápida de todos los tiempos

 

Los Inicios de Florence Griffith

Florence Delorez Griffith nació en Los Ángeles el 21 de diciembre de 1959. Fue la 7ª hermana de una familia de 11 hijos.
 
Empezó a practicar Atletismo desde pequeña, siempre en carreras cortas y participando en Meetings de fin de semana con la Organización Sugar Ray Robinson.
 
Con 14 y 15 años ganó los Juegos Juveniles Nacionales Jesse Owens, y para su graduación en la secundaria, en 1978, ya había establecido varios Récords de Velocidad y Salto de Longitud.
 
Florence Griffith se matriculó en la Universidad Estatal de California. Entró al equipo de Atletismo, entrenado por Bob Kersee, y conquistó el Campeonato Nacional.
 
Pero la economía prevaleció y se vio obligada a dejar los estudios para trabajar como cajera en un banco y ayudar en la manutención de la familia.
 
Kersee, que se había trasladado a la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), consiguió una beca para Florence, lo que le permitió volver a estudiar en 1980 y graduarse en Psicología en 1983.

 

Florence Griffith Joyner se convirtió en la Mujer Más Rápida de la Historia

Junto con Brown y Bolden, consiguió plaza olímpica para los Juegos Olímpicos de 1980. Estados Unidos decidió boicotear esa edición, así que no pudieron acudir ninguna de las tres.
 
En 1984 se celebraron en Los Ángeles y Florence Griffith logró clasificar a ellos, aunque únicamente en 200 metros. Alcanzó la Plata, en parte gracias a la retirada de Evelyn Ashford.
 
Después de esto, otra vez las dificultades económicas la obligaron a reducir el tiempo de entrenamiento para compaginarlo con su trabajo. A pesar de competir sólo a tiempo parcial, ganó la IAAF Grand Prix Final de 100 metros, con un tiempo de 11 segundos. No obstante, acabó retirándose de torneos importantes como el Campeonato Nacional.
 
En 1987 se casó con el saltador de triple Al Joyner. Gracias a él, volvió a competir ese mismo año, ya bajo el nombre de Florence Griffith Joyner. Apenas 4 meses después, terminó 2ª en los 200 metros del Mundial de Atletismo de Roma.
 
Comenzó a prepararse para los Juegos Olímpicos de Seúl 1988, entrenando 3 días a la semana con su marido y 2 con Kersee. Cuando llegaron los Trials Preolímpicos de Estados Unidos, Flo-Jo sorprendió a todo el mundo batiendo, por mucho, los 10,76 segundos que Evelyn Ashford ostentaba como Récord Mundial de los 100 metros lisos.
 
Lo hizo durante los Cuartos de Final, con un tiempo de 10,49 segundos que todavía no se ha batido a día de hoy. Aquella fue la primera vez que una mujer corrió esta prueba por debajo de los 10,50. La única hasta ahora.
 

 
Aunque hubo una fuerte controversia sobre un posible error en el anemómetro de la pista, el récord está reconocido por la IAAF.
 
Durante la competición en los Juegos Olímpicos de Seúl, Griffith Joyner volvió a hacer un extraordinario trabajo, y no sólo conquistó el Oro en los 100 metros lisos, sino que marcó 3 de los mejores tiempos de la prueba por aquel entonces:

  • 10,54 segundos en la Final.*
  • 10,62 segundos en Cuartos, Récord Olímpico que todavía perdura.
  • 10,70 segundos en Semifinales.

* No es considerado Récord Olímpico debido a la velocidad del viento (3,0 m/s).
 
También ganó el Oro en 200 metros lisos, donde estableció otro Récord Mundial que sigue imbatido, con 21,34 segundos; Oro en 4 x 100 y Plata en 4 x 400.

 

Su Vida tras Seúl 1988

FloJo, la muñeca inspirada en Florence Griffith Joyner

Foto de Rick Pridemore en Pinterest. Clic para ampliar

Tras los Juegos Olímpicos, Florence Griffith Joyner ganó millones de dólares en patrocinios, principalmente con los Juguetes LJN. Esta empresa creó la Flo-Jo, una muñeca similar a Barbie e inspirada en la atleta.
 
En febrero de 1989 anunció su retirada del Atletismo, y un mes más tarde, ganó el Premio James E. Sullivan al Mejor Atleta Amateur de Estados Unidos.
 
Ya durante su carrera había hecho algunos pinitos en la moda, diseñando varios de los llamativos atuendos que ella misma lucía durante las competiciones, y en 1989, diseñó los uniformes del equipo de baloncesto Indiana Pacers.
 
A lo largo de los siguientes años, co-presidió el Consejo del Presidente sobre Buena Forma Física e hizo distintas apariciones televisivas, como en la telenovela Santa Bárbara.
 
En 1995, Florence Griffith Joyner ingresó en el Salón de la Fama de Atletismo de Estados Unidos, y un año más tarde, anunció su regreso a la competición. Su objetivo era conseguir también el Récord Mundial en 400 metros. Sin embargo, una tendinitis antes de los Trials Nacionales le impidió lograrlo.
 
El 21 de septiembre de 1998, con 38 años, murió en su casa de California mientras dormía. La investigación reveló que había sido por asfixia como consecuencia de una convulsión epiléptica severa.
 
A raíz de esto se descubrió que padecía una enfermedad cerebral congénita que le había causado fuertes convulsiones a lo largo de su vida, especialmente en la última década.

 

Florence Griffith Joyner y las Sospechas de Dopaje

Tras sus actuaciones de 1988 en los Trials y en los Juegos Olímpicos, hubo fuertes sospechas de dopaje. En pocos meses, Griffith Joyner había mejorado 0,47 y 0,62 segundos en 100 y 200 metros, respectivamente.
 
Ella achacó esta mejora al cambio de entrenador (había abandonado a Kersee para entrenar a tiempo completo con su marido), y a un incremento de los ejercicios de fuerza en la parte inferior del cuerpo.
 
Hubo acusaciones de Darrell Robinson contra Flo-Jo y otros atletas, pero nunca fueron demostradas. Aunque se retiró justo antes de que se implantasen los exámenes obligatorios aleatorios, todos a los que acudió, durante las competiciones, salieron limpios.
 
Además, tras su muerte, la Comisión Médica del COI también confirmó que Florence Griffith Joyner había sido sometida a múltiples pruebas antidopaje, como consecuencia de los recelos que había levantado. Sin embargo, nunca se encontró nada que pudiera considerarse sospechoso de dopaje.
 

Recibe la newsletter de los viernes...
Cada viernes te mandamos los últimos artículos publicados y las emisiones en directo del fin de semana. Eventualmente podemos enviarte otros contenidos interesantes.


elSuperHincha

Si te ha gustado lo que has leído síguenos en Facebook y/o Twitter para no perderte otras publicaciones :)

Web| Twitter | Facebook

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la política de privacidad