Bobby Pearce paró durante una carrera de Scull para que pasaran unos patos…



Bobby Pearce fue un remero australiano de Scull. Consiguió proclamarse Campeón Olímpico, a pesar de que durante las eliminatorias una familia de patos se cruzó en su carril y decidió parar hasta que hubieran pasado.
 

Bobby Pearce se paró en carrera olímpica de scull para dejar pasar patos

 

El predestinado Bobby Pearce

Bobby Pearce nació en Sídney en 1905, en una familia con una amplia trayectoria deportiva. Su bisabuelo Harry Pearce era Campeón Australiano de Remo. También su padre, con el mismo nombre, logró ese Título además del Subcampeonato Mundial en 2 ocasiones. Su tío Sandy Pearce era jugador de rugby y los hijos de este (primos de Bobby) practicaron Remo y rugby respectivamente.
 
Parece difícil pensar que con una tradición similar Bobby pudiera llegar a dedicarse a otra cosa. De hecho, empezó a practicar Remo desde muy pequeño, compitiendo por primera vez a los 6 años.
 
Dejó pronto la escuela para ponerse a trabajar. Primero lo hizo como carpintero y luego en la industria pesquera, al igual que su padre y su abuelo. En 1923, con 18 años, se alistó en el ejército donde empezó a practicar boxeo. Tres años más tarde, antes de abandonar el cuerpo, ganó el campeonato de los pesos pesados militares.
 
Finalmente decidió dedicarse a tiempo completo al Remo en el Sydney Rowing Club.

 

Bobby Pearce en Amsterdam 1928

En 1927 participó en el Campeonato Nacional de Remo para Aficionados haciéndose con la victoria y logrando la clasificación para los Juegos Olímpicos de Amsterdam 1928. Volvió a ganar el Título los dos años siguientes.
 
Durante las distintas fases de competición en Amsterdam, Pearce ganó todas sus carreras con facilidad.  La anécdota de aquellos Juegos Olímpicos ocurrió durante los Cuartos de Final.
 
Pearce se encontraba en cabeza con una abultada ventaja sobre el francés Saurin. De repente, Pearce se dio cuenta que un poco por delante de él, una familia de patos estaba cruzando el canal donde se disputaba la prueba y si seguía avanzando chocaría con ellos. Así que decidió parar. Esperó a que las aves terminasen de cruzar, momento en el cual reinició su carrera para ganarla de todas maneras.
 
La Semifinal fue su fase más comprometida donde ganó de forma ajustada al británico David Collett. En la Final terminó convirtiéndose en el primer australiano que se proclamaba Campeón Olímpico en Scull Individual y batiendo el Récord Olímpico en casi 25 segundos.
 
Además del Oro Olímpico, esta victoria también le supuso recibir la Philadelphia Gold Cup, entregada al Campeón Mundial Aficionado de Remo.

 

Su carrera tras la Medalla Olímpica

Tras aquellos Juegos Olímpicos, Bobby Pearce pasó por una mala época. Durante la Gran Depresión estuvo desempleado. Sólo gracias a la ayuda y favores de algunos amigos consiguió competir en los Juegos del Imperio Británico 1930, en Ontario.
 
Una vez más se alzó con el triunfo. Atrajo la atención de Lord Dewar, un magnate del whisky que le ofreció trabajo como vendedor, así que Pearce se quedó en la ciudad.
 
Este cambio de profesión le permitió competir en la Diamond Sculls de la Henley Royal Regatta en 1931. Ya lo había intentado en 1928, durante su preparación para los Juegos Olímpicos, pero el trabajo que desempeñaba se lo impidió. Hasta 1937, las normas de la prueba vetaban a cualquiera que trabajase como mecánico, artesano u obrero. Como era de esperar, ganó.
 
Revalidó el Título Olímpico en Los Ángeles 1932. Después se hizo profesional y perdió el derecho a competir en los Juegos Olímpicos.
 
Al año siguiente se proclamó Campeón Mundial, victoria que repitió en 1934 y 1938. Este último Título lo ganó poco después del fallecimiento de su mujer. Ese mismo año fue galardonado con el Trofeo Lou Marsh como principal deportista de Canadá, aunque no se hizo ciudadano canadiense hasta 1972. Se retiró invicto.
 
En 1939 se hizo luchador, antes de abandonar el deporte profesional por completo debido a la 2ª Guerra Mundial.
 
Murió en 1976, con 70 años, de un ataque al corazón.
 
Fue incluido en el Salón de la Fama Olímpico de Canadá en 1952, en el Salón de la Fama de los Deportes de Canadá en 1975 y en el Salón de la Fama del Deporte Australiano en 1986.

 

Recibe la newsletter de los viernes...
Cada viernes te mandamos los últimos artículos publicados y las emisiones en directo del fin de semana. Eventualmente podemos enviarte otros contenidos interesantes.


elSuperHincha

Si te ha gustado lo que has leído síguenos en Facebook y/o Twitter para no perderte otras publicaciones :)

Web | Twitter | Facebook

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la política de privacidad