7 Factores que debes tener en cuenta al elegir tus Zapatillas de Running



Hace algunas semanas te hablamos sobre las lesiones de rodilla al practicar running y algunas claves para prevenirlas. Una de dichas claves era elegir las Zapatillas de Running adecuadas.
 
Hasta ahí todo bien. Pero luego llega la siguiente pregunta: ¿Qué tienes que tener en cuenta para elegirlas? Eso es lo que te explicamos hoy.
 
Los puntos que te indicamos a continuación son aspectos que debes considerar y valorar a la hora de escoger unas Zapatillas de Running. Pero lo que de verdad importa es cómo te sientes al usarlas.
 
Dos modelos con las mismas características objetivas, pueden causarte sensaciones diferentes a la hora de correr. No lo pierdas de vista y, si tras varias sesiones, sigues sin sentirte a gusto, plantéate cambiar tus zapatillas por otras.
 
Y si compras por internet recuerda: Tienes derecho a devolverlas o cambiarlas si no has acertado con el número, no te sientes cómodo al probarlas, etc. Incluso si hay rebajas.
 
Dicho esto, vamos allá.
 

Elegir Zapatillas de Running: 7 factores a tener en cuenta

 

¿Qué debes tener en cuenta para elegir tus Zapatillas de Running?

Tal como indica el título, son 7 factores fundamentales los que tienes que valorar:

  • Tipo de superficie donde sueles practicar.
  • Distancia que corres.
  • Si son zapatillas para entrenar o para competir.
  • Tu peso.
  • La anchura de pie que tienes.
  • El tipo de pisada.
  • Si has padecido alguna lesión reciente o tienes tendencia a alguna concreta.

 

En qué superficie practicas Running

Como ya vimos en el artículo sobre las lesiones de rodilla, no es lo mismo correr en terrenos blandos que en terrenos duros. Si normalmente corres por asfalto, tus zapatillas necesitan una mayor amortiguación que si sueles correr por caminos de tierra. En estos, lo más importante es la estabilidad de la pisada.
 
Tampoco son lo mismo los caminos de tierra de un parque, prácticamente lisos, que caminos naturales con piedras, baches e irregularidades. En este segundo caso, necesitas que tus Zapatillas de Running te proporcionen además una buena sujeción del pie.
 
Si estás entre quienes prefieren practicar fuera de pista, corres por senderos de montaña o muy irregulares, entonces opta por zapatillas especialmente diseñadas para trail running. Si vas a practicar en condiciones extremas como pueden ser lluvia intensa, nieve o hielo, asegúrate de que el agarre sea inmejorable y decántate por las que tienen algún tipo de material protector para mantener el pie seco, como por ejemplo el Gore Tex.

 

Qué distancia corres

No es lo mismo correr unos pocos kilómetros un par de veces por semana, que una maratón. En el caso de las distancias largas es especialmente importante que elijas zapatillas con una buena amortiguación y sean lo más cómodas posible.
 
En realidad, la comodidad debe ser un factor determinante siempre. Si tus zapatillas son incómodas, acabarás dejando de practicar por no sentirte a gusto mientras lo haces.

 

Entrenamiento o Competición

Durante un entrenamiento lo más importante es sentirte bien con tus zapatillas para que no te lleven a abandonar, especialmente si estás empezando. En este caso, no importa tanto el peso de la zapatilla como que te sujete correctamente el pie y te ayude a perfeccionar la técnica. Que tenga una buena flexibilidad también contribuirá a que la mejores. Recuerda que una técnica adecuada también previene lesiones.
 
Si compites, lo más importante es el rendimiento durante la carrera. Seguramente ya llevas un tiempo practicando, tienes las musculatura más desarrollada y tu técnica es buena. Las zapatillas con peso reducido son la mejor opción. De hecho, cuanto mejor técnica tengas, más ligeras deberías elegirlas. La flexibilidad deja de ser un factor importante y, salvo excepciones, puedes recurrir a un drop (diferencia de altura entre el talón y la puntera) más bajo.

 

Tu Peso Corporal

Ya lo comentamos al hablar de la prevención de lesiones. A más peso corporal, más impacto durante las zancadas y, por tanto, más propensión a lesiones.
 
Si pesas más de 80-90 kilos, una buena amortiguación no es negociable. No importa donde corras ni durante cuanto tiempo, necesitas zapatillas con un buen sistema de amortiguación y, a ser posible, con entresuela de un material ligeramente más duro, como la espuma. También son recomendables aquellas que cuentan con algún sistema de amortiguación adicional en el talón y la puntera.

 

La Anchura de tu Pie

Puede parecer una tontería, pero no necesitas las mismas Zapatillas de Running si tienes el pie ancho o estrecho.
 
En el primer caso es muy importante que elijas zapatillas más anchas y con cierta holgura. Que no te aprieten para evitar la ampollas. Si eres mujer, puedes decantarte por utilizar modelos de hombre. También hay zapatillas de ancho especial como las zapatillas con ancho 2E de Asics o las distintas Air Zoom de Nike.
 
Aunque es menos frecuente, si tienes pie muy estrecho, debes elegir modelos más ajustados que se adapten bien a él y no lo dejen sin una correcta sujeción.

 

Tu tipo de Pisada (Pronadora, Neutra o Supinadora)

Seguro que más de una vez has leído o escuchado los términos supinador y pronador a la hora de buscar información sobre zapatillas para correr. Precisamente por eso es probable que sepas a qué nos referimos, pero aun así vamos a explicarlo muy rápidamente.

Tipos de pisada para elegir zapatillas de running

Cuando el pie se apoya en el suelo, de manera natural, el tobillo toma un determinado giro que afecta a la dirección del pie. Este puede mantenerse recto (pisada neutra), girar hacia dentro (pisada pronadora) o hacia fuera (supinadora). En inglés estos términos se denominan normal pronation, overpronation y underpronation. Por eso en algunas tiendas online se utilizan los términos pronación normal o neutra y sobrepronación. Sí suelen recoger el término supinación.
 
En principio, ninguno de ellos es bueno ni malo. Simplemente es la manera en que tu pie busca amortiguar el peso.
 
Es habitual que se le dé mucha importancia a este aspecto a la hora de comprar zapatillas, generando mucha confusión entre quien se inicia en el running. Sin embargo, no es un factor tan determinante como puede parecer.
 
Una buena mayoría de personas pronamos en mayor o menor grado. Al ser un gesto que se pronuncia a medida que aumenta el cansancio, es frecuente que incluso las personas con pisada neutra, terminen por pronar ligeramente. Por el contrario, apenas hay supinadores (que giren el pie hacia el exterior).
 
Si tienes pisada pronadora y las zapatillas neutras te causan molestias, entonces necesitas unas específicamente para tu tipo de pisada. También puedes optar por usar plantillas, aunque en este caso lo más adecuado es acudir a un especialista y utilizarlas a medida.

 

Lesiones

Es importante que tengas en cuenta si has sufrido alguna lesión recientemente o, especialmente, si tienes propensión a alguna. En este último caso, deberías recurrir a un especialista para valorar la mejor manera de prevenirla en el futuro.
 
Aun así, es necesario que la tengas presente a la hora de escoger tus Zapatillas de Running. Por ejemplo, si tiendes a padecer sobrecarga en los gemelos, te conviene un drop alto de 10 ó 12 milímetros. O si tienes cierta tendencia a torcerte el tobillo, busca unas que te proporcionen una buena sujeción y estabilidad.

 

3 Consejos extras a la hora de comprar Zapatillas de Running

1. Vete a comprar tus Zapatillas de Running por la tarde. Si las has comprado por internet, pruébalas a esas horas.
 
Al final del día tus pies tienden a estar hinchados. Esa es la situación en que estarán tras correr unos 30 ó 40 minutos. Si te las pruebas a tales horas, evitas escoger zapatillas que a priori te quedan bien, pero que te aprietan a medida que se hincha el pie.
 
2. Además de hincharse, el pie resbala por la zapatilla como consecuencia del movimiento. Tienes que dejarle espacio para hacer ese desplazamiento o acabarás padeciendo ampollas.
 
Cuando te pruebes unas zapatillas, procura que haya alrededor de 1 centímetro entre tus dedos y la puntera. Es frecuente utilizar entre media y una talla más en las zapatillas para correr que en el calzado de calle.
 
3. Si estás empezando y todavía no sabes si vas a correr de manera regular, no te gastes una pequeña fortuna en tus zapatillas. Aprovecha ofertas de temporadas anteriores, decántate por los modelos menos sofisticados o recurre a los precios bajos de tiendas como Amazon. Eso sí, elige siempre marcas de primera calidad y que apuesten por la innovación y el uso de buenos materiales. Como ya te explicamos en el artículo sobre las lesiones, escoger unas Zapatillas de Running baratas te puede salir muy caro.

 

Recibe la newsletter de los viernes...
Cada viernes te mandamos los últimos artículos publicados y las emisiones en directo del fin de semana. Eventualmente podemos enviarte otros contenidos interesantes.


elSuperHincha

Si te ha gustado lo que has leído síguenos en Facebook y/o Twitter para no perderte otras publicaciones :)

Web | Twitter | Facebook

Deja un comentario

He leído, comprendo y acepto la política de privacidad